miércoles 1/12/21
CONSUMIDORES

Renting de coches: la forma práctica de obtener un vehículo sin complicaciones

Cuando se desea adquirir un coche, se revisan todas las opciones disponibles, entre las que cuenta la modalidad de renting, que ha tomado mucha fuerza en los últimos tiempos debido a la gran cantidad de ventajas que ofrece sobre la modalidad tradicional de comprar. Por tal razón, las empresas de renting proliferan con mucho éxito, incluso especializándose en el alquiler por marcas específicas.

Coche
Coche

Lo que hace algunos años empezó como un servicio exclusivo para empresas que necesitaban cubrir sus servicios de traslados y transportes con flotas de vehículos alquilados por largo tiempo, para evitar inversiones cuantiosas en su adquisición, se popularizó tanto que se extendió a todos los niveles y hoy ya es muy común en cualquier hogar tener un coche de renting.

Esta práctica modalidad permite tener un vehículo nuevo con solo firmar un contrato de alquiler con el que la empresa proveedora facilita el coche a una persona por un tiempo determinado, quien solo debe pagar unas cuotas mensuales fijas que le permiten su uso y disfrute ilimitado sin tener que pagar nada más.

La empresa propietaria del vehículo se encarga de todos los gastos de mantenimiento, reparaciones, sustitución de neumáticos, seguros, impuestos y todo gasto relacionado con el vehículo, para que el cliente se despreocupe de todo.

TODO EN UNO

Con el renting car, el cliente se desprende de las responsabilidades y los costes normales que se deben hacer cuando se tiene un vehículo, y que pueden llegar a ser bastante caros.

En una sola cuota se paga el alquiler del coche, las revisiones periódicas y los gastos de mantenimiento que se deben hacer obligatoriamente, así como los mantenimientos preventivos, como cambio de aceite y filtros, sustitución de pastillas de freno, y líquidos de sistemas de freno y refrigeración, cambio de bujías, seguros, impuestos, sustitución de llantas, reparaciones varias y reparaciones, todo está unificado en esa sola cuota mensual.

El cliente solo tiene que estar al día con su mensualidad para gozar con los beneficios de tener un coche en óptimas condiciones, con sus mantenimientos al día y siempre cuidado por la empresa que lo provee. Incluso si llegara a fallar y tuviera que estar por días en el taller, la compañía lo sustituirá.

LOS MODELOS MÁS SOLICITADOS

El renting de coches Seat es la marca más solicitada por las ventajas que ofrecen sus modelos, siendo los más populares el Seat Arona y el Seat León, que siempre están en oferta con precios insuperables.

El Seat Arona es un vehículo suburbano pequeño, pero con unas características perfectas que lo convierten en el coche ideal para la ciudad. Se fabrica con su primera generación desde 2017 y desde entonces se ha convertido en uno de los preferidos del público.

Entre tanto, el Seat León comenzó a fabricarse en 2008 y ya va por la cuarta generación. Es un coche del segmento C, muy atractivo, con líneas agresivas, tecnología avanzada y de muy alta calidad, que lo convierten en el coche compacto más solicitado en los últimos tiempos.

Así como estos modelos, hay muchos más que son excelentes para adquirirlos bajo la modalidad de renting, y que seguro satisfarán las necesidades, tanto del hogar como del negocio. Solo hay que revisar las excelentes ofertas que ofrecen los concesionarios y empresas especializadas para poder elegir la opción que más se adapte a los requerimientos.

VENTAJAS DEL RENTING CAR

Alquilar un coche en renting tiene beneficios que han convertido dicha opción en la preferida de muchas personas. Según las estadísticas, más de la mitad de quienes buscan un vehículo, lo obtienen bajo esta modalidad.

Las ventajas que ofrece el renting son muchas, entre las que destacan: 

- No hay que hacer cuantiosas inversiones para tener coche nuevo: solo hay que hacer el contrato por un tiempo determinado, que habitualmente es entre 24 y 48 meses, y pagar las cuotas indicadas puntualmente para gozar con los beneficios de tener un automóvil en óptimas condiciones.

- Todos los gastos cubiertos: cuando se alquila un coche en renting, la empresa proveedora del servicio se encarga de todos los gastos relacionados con el mantenimiento, costes de seguro e impuestos, reparaciones, sustitución de neumáticos y demás gastos relacionados con el uso del vehículo.

- Posibilidad de cambiar de coche al concluir el contrato: si el cliente quiere, puede renovar el vehículo por otro nuevo al concluir el tiempo establecido de contrato, sin pagos de cuotas adicionales y siguiendo con las mismas condiciones establecidas en el contrato inicial.

- Ahorro de tiempo en gestiones relacionadas con el coche: todos los mantenimientos, reparaciones y demás gestiones relacionadas con la utilización del coche alquilado, son responsabilidad de la empresa proveedora del servicio, para tranquilidad del cliente, de forma que se puede despreocupar de hacer todas las gestiones y trámites relacionados.

Y si, incluso, se llegase a presentar el caso de que el vehículo tenga que pasar algunos días en el taller para resolver alguna avería o algún problema técnico, la empresa proveerá otro coche mientras se solventa la situación.

TIPOS DE RENTING

Hay varias modalidades de renting que es bueno conocer, para saber cuál es la más conveniente y resolver las necesidades que se puedan tener, entre las que destacan:

- Renting convencional: es el más usado y consiste en el alquiler del coche por un tiempo estipulado, entre 12 y 60 meses. Aunque lo normal en España, por ejemplo, son 48 meses, en los que el cliente paga una cuota mensual fija para disfrutar del uso del vehículo sin limitaciones, mientras que la empresa que lo alquila se encarga de su mantenimiento.

- Renting flexible: se renueva cada mes o dos meses, sin perjuicio de penalizaciones por rescisión del contrato, y se puede cambiar el coche cuando se quiera.

- Renting de ocasión: es igual que el renting convencional, con la salvedad de que el cliente tiene la opción de comprar el coche una vez concluido el contrato, con el reconocimiento de las cuotas pagadas como parte de pago. Es como haberlo comprado financiado desde un principio.
 

Comentarios