viernes. 12.08.2022

En un plazo de cinco años a contar desde julio de 2021, la Universidad Europea del Atlántico (Uneatlántico), con sede en Santander, deberá cumplir con todos los criterios que establece el decreto del Ministerio de Universidades si quiere ser considerada oficialmente como una universidad. Ese es el tiempo que le queda ahora a esta entidad privada después del varapalo judicial sufrido al desestimar el Tribunal Supremo el recurso contencioso-administrativo que había planteado para tratar de frenar la iniciativa del Estado.

El Alto Tribunal no solo rechaza el recurso, sino que condena a Uneatlántico a pagar 3.000 euros en costas, sin que la sentencia pueda ser recurrida. Tal y como publica El País, la universidad privada de Santander se encuentra en el listado del Ministerio sobre los centros que tienen más problemas para adaptarse al decreto, que entre sus criterios establece que la platilla deberá tener al menos un 50% de doctores, un número de alumnos razonable para poder ser considerada una universidad, un mínimo de diez carreras, seis posgrados y dos doctorados, tres de las cinco ramas de conocimiento y dedicar al menos un 5% del presupuesto a investigación.

El Supremo, en su sentencia, condena los argumentos esgrimidos por Uneatlántico afirmando que “pretender que las universidades privadas operen en el vacío regulatorio resulta manifiestamente insostenible”, y apunta que con su escrito de recurso, la entidad privada “se limita a expresar sus preferencias subjetivas”, añadiendo, como recoge el citado medio, que las universidades privadas en ningún caso pueden ampararse en un régimen jurídico diferente al de las públicas.

La Universidad Europea del Atlántico (Uneatlántico) fue creada en 2013 con el visto bueno del Gobierno de Cantabria pero sin la aprobación del Ministerio de Educación. Curiosamente, ambas administraciones estaban en ese momento en manos del PP. El Ejecutivo cántabro que dio luz verde a esta entidad privada estaba presidido por Ignacio Diego, mientras que al frente del Ministerio estaba José Ignacio Wert.

Comentarios