jueves 2/12/21
GANADERÍA

La vaca Tudanca autóctona de Cantabria

La `Olimpiada del Tudanco´, fiesta de Interés Turístico Regional, tiene lugar cada año en Cabezón de la Sal.

Un ejemplar de vaca Tudanca
Un ejemplar de vaca Tudanca

El XXXVII Concurso Nacional de Ganado Vacuno Autóctono de Raza Tudanca, más conocido como 'Olimpiada del Tudanco', se ha celebrado este lunes en Cabezón de la Sal, con la participación de más de 800 reses de 25 ganaderías.

Este concurso va más allá de una simple feria ganadera de Cantabria, ya que concentra los más selectos ejemplares de esta raza y cuenta además con el espectáculo de la 'pasá', en el que casi un millar de reses recorren el pueblo desde la campa de Ontoria hasta Carrejo pasando por el núcleo urbano de Cabezón de la Sal al sonar de los campanos. En ella, los ganaderos suelen ir vestidos de forma tradicional y se premian a aquellas ganaderías con los pastores, sarrujanes y acompañantes mejor ataviados.

El certamen, que en esta edición llega con el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Regional, está organizado por el Ayuntamiento de Cabezón de la Sal con la colaboración de la Asociación Nacional de Criadores de Raza Tudanca. La popularidad de este encuentro se acrecienta de año en año como lo demuestra la gran presencia de espectadores que han llenado las calles de Cabezón.

La vaca Tudanca

Se trata de una raza autóctona de la zona occidental de Cantabria que actualmente se extiende por todo el territorio de la región, sobretodo en zonas de montaña del interior. En su momento de máxima expansión, hoy disminuido por su escaso interés económico, llegó a extenderse por el sur hasta áreas limítrofes de lamontaña palentina, burgalesa y leonesa.

El origen de la vaca Tudanca es incierto, aunque parece acomodarse a la evolución exitosa de la adaptación al medio del uro. Es una raza ágil, fuerte y resistente, características que fueron desplazando a otras razas autóctonas cántabras menos útiles para su uso doméstico en una sociedad rural de subsistencia. Es una vaca muy fuerte, produce leche rica en grasas, su carne es magra y sabrosa y, sobre todo, requiere pocos cuidados, adaptándose perfectamente al régimen de semi-libertad en el clima montañés.

Antes de la mecanización del campo, la vaca Tudanca llevaba a cabo las labores más costosas. Su gran fuerza, de hecho, posibilitó el auge de la industria carretera de las zonas montañosas cántabras y palentinas.

Su peso ronda los 320 kilos en las hembras y los 420 en los machos. La alzada puede llegar a los 150 centímetros en los machos. La capa más común en los machos reproductores es casi negra, con un "listón" claro que recorre el dorso. Las hembras pueden presentar diferentes capas, aunque todas recuerdan a los colores miméticos propios de las especies salvajes. Las astas presentan diferentes formas, aunque la típica es larga, abierta, ligeramente torcida y de base blanca con pitón negro.

Asistencia de autoridades

La vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, y el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, han visitado la 'Olimpiada del Tudanco'.

Al acto han asistido también, la directora general de Ganadería, Beatriz Fernández; la alcaldesa de Cabezón de la Sal, María Isabel Fernández, junto a otros ediles del Consistorio; y representantes de la Asociación de Criadores de Ganado de Raza Tudanca.

Comentarios