martes 19/10/21
SUCESOS

Reabre al tráfico la N-611 en Igollo tras el corte por un incendio en una zapatería

zapateria incendio
La zapatería afectada por el incendio

Un incendio declarado esta madrugada en una zapatería de Igollo de Camargo, que no ha producido daños personales aunque sí cuantiosos materiales, ha mantenido cortado al tráfico durante varias horas el tramo de la carretera nacional N-611 entre los kilómetros 201,8 y 202,5, entre la rotonda de entrada a Bezana y la gasolinera, que ya se ha reabierto a la circulación.

El incendio, que se ha producido sobre las 4:30 horas en el local de la zapatería, ubicada en los bajos de un edificio de dos plantas, ha obligado a desalojar a un matrimonio de avanzada edad, residente en el piso superior. Según ha informado la Guardia Civil, la rápida intervención de una patrulla ha podido salvar la vida a la pareja de ancianos, de 89 y 82 años de edad, puesto que se encontraban durmiendo en su domicilio que estaba lleno de humo. Cuando la Guardia Civil llegó al lugar, el local estaba ardiendo y había explosiones, posiblemente por los productos que albergaba en su interior.

El incendio ha obligado a desalojar a un matrimonio de avanzada edad

Los agentes vieron que había una vivienda en la parte superior del establecimiento y ante la sospecha de que pudiera haber alguien dentro, comenzaron a llamar a las dos puertas de acceso pero no recibieron respuesta. Tras sus insistentes llamadas comenzó a ladrar un perro que se encontraba en el interior del domicilio, y poco tiempo después vieron a una persona mayor asomarse a una ventana. Al ver a los agentes, abrió una de las puertas, y los guardias comprobaron que la vivienda estaba llena de humo, por lo que evacuaron urgentemente a los dos ancianos y al animal.

Fueron trasladados a un hotel cercano hasta que llegó un familiar para hacerse cargo de ellos. La pareja comentó a los agentes que no se habían percatado del humo y que se despertaron por los ladridos del perro, provocados por las insistentes llamadas de los guardias.

Lo avanzado del incendio, la peligrosidad del mismo y el hecho de que afectaba a la línea eléctrica hizo que los agentes solicitaran la interrupción de esta última. También tuvieron que cortar la carretera, para lo que se contó con efectivos de la Guardia Civil de Camargo, Santander y Policía Local de Santa Cruz de Bezana. Por su parte los bomberos de Camargo y Santander se encargaron de las labores de extinción del incendio que fue controlado sobre las 6.30 horas. El establecimiento ha quedado calcinado.

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, el concejal de Policía, Íñigo Gómez, así como miembros de servicios técnicos municipales han acudido al lugar para interesarse por la situación y comprobar el estado del edificio.

Comentarios