martes 26/10/21
POLÍTICA

El PP de Cantabria traslada a Génova la decisión sobre los nueve parlamentarios que se oponen al cambio de portavoz

El Comité Ejecutivo presidido por Buruaga espera que el Comité Nacional de Derechos y Garantías del PP aplique los estatutos del partido "hasta sus últimas consecuencias" a desde "el primero" hasta el "último" de los parlamentarios afines a Diego, siendo "lo más extremo" la expulsión.

Ignacio Diego y María José Sáenz de Buruaga, candidatos a la Presidencia del PP de Cantabria
Ignacio Diego y María José Sáenz de Buruaga

El Comité Ejecutivo del PP de Cantabria ha acordado este jueves trasladar al Comité de Derechos y Garantías del PP de Génova la situación generada en la formación autonómica a raíz de la negativa de nueve de los 13 parlamentarios autonómicos a aceptar el relevo del portavoz parlamentario, para que sea ese órgano estatal el encargado de aplicar los estatutos de la formación "hasta sus últimas consecuencias", desde "el primero" de los parlamentarios díscolos hasta el "último". Así lo ha decidido el Comité Ejecutivo del PP de Cantabria por una mayoría "incontestable", de 37 votos a favor y dos en contra, según ha detallado en un receso de la reunión la secretaria autonómica, María José González Revuelta, quien ha apuntado que "no corresponde" a la Dirección autonómica "juzgar el comportamiento" de los parlamentarios que se oponen a que el actual portavoz, Eduardo Van den Eynde, sea sustituido por la nueva presidenta del partido y del grupo, María José Sáenz de Buruaga.

"Será la Dirección nacional del Partido Popular la que decida qué sanciones aplica a quien desobedece una orden"

En cuanto a las consecuencias que afectarán a esos nueve parlamentarios, afines al exjefe de filas de la formación, Ignacio Diego, que perdió el 12 Congreso del PP de Cantabria del pasado mes de marzo por cuatro votos, González Revuelta ha indicado que las medidas pueden ir desde la suspensión de militancia durante un tiempo hasta la expulsión del PP, que sería esto último "lo más extremo". Pero, en cualquier caso, "será la Dirección nacional del Partido Popular la que decida qué sanciones aplica a quien desobedece una orden" de la formación, ha apuntado la secretaria, que ha indicado en una rueda de prensa en la sede, y a preguntas de los medios, que el PP de Cantabria pedirá a Génova que aborde este asunto con la "máxima celeridad", dada la "gravedad de los hechos". En este sentido, ha indicado que no existe "precedente" alguno de esta situación en la historia reciente del PP de Cantabria ni tampoco en otras comunidades autónomas, donde el relevo en la portavocía parlamentaria se ha hecho "con naturalidad".

Así las cosas, en el Comité Ejecutivo del PP de Cantabria no tienen "ninguna duda de la magnitud del pulso y el desafío de quienes no aceptan el resultado del 12 Congreso Regional, huyen de la mano tendida y se dedican permanentemente a alimentar la fractura". En este punto, González Revuelta ha hecho un llamamiento expreso al anterior presidente de la formación, Ignacio Diego, para que "devuelva la lealtad que ha recibido del Partido Popular". "Quien ha sido presidente no puede estar impulsando la rebelión y la ruptura desde dentro", ha apuntado.