miércoles. 06.07.2022

La Policía de Santander ha denunciado este fin de semana a los responsables de 18 establecimientos hosteleros ubicados en distintos puntos de la ciudad. En concreto, se trata de cinco locales situados en la calle Rubio; dos en Amós de Escalante; dos en la calle Vargas; dos en la calle Sol; y los otros ubicados en Jesús de Monasterio, Magallanes, calle Burgos, Peñas Redondas, Moctezuma, Gómez de Oreña y Pedrueca.

Las denuncias fueron por diferentes motivos, como molestias al vecindario de música en tono elevado; por actuaciones en vivo sin presentar autorización; por la instalación en la terraza de baldas y estufas sin autorización; por ocupar la terraza mayor superficie de la autorizada; por la estancia de menores de 18 años de edad en el establecimiento; y por incumplir las condiciones de la licencia, entre otros supuestos.

ROCIADOS CON SPRAY PIMIENTA

Por otra parte, a las 5:40 horas del domingo, en la calle Santa Lucía, los policías localizaron e identificaron a un hombre y a una mujer que, tras una discusión en el interior de una discoteca, habían rociado con un spray de pimienta en lo ojos a un hombre y una mujer que tuvieron que ser trasladados en un ambulancia del 061 hasta el Hospital de Valdecilla para ser asistidos por personal facultativo.

Comentarios