viernes 20/5/22

El fiscal ha solicitado un total de diez años de prisión a dos hombres -cinco a cada uno- por un delito de lesiones con deformidad, por las que causaron a otro al que golpearon en el cuerpo y especialmente en la cabeza con una tapa de alcantarilla de hierro forjado a la salida de un pub en Santander.

Están acusados un rumano y un moldavo, por agredir a un compatriota de este último, sobre las 4:30 horas del 16 de junio de 2019 en el exterior del local, en la calle Faustino Cavadas de la ciudad.

Según el escrito de acusación pública, al que ha tenido acceso Europa Press, los dos procesados -uno con antecedentes aunque no computables a efectos de reincidencia- estuvieron "de común acuerdo en la acción y en la intención de menoscabar la integridad física" de la víctima, que entonces tenía 20 años y que sufrió una fractura facial compleja.

Para su curación, precisó ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos e intubación, así como diversas intervenciones quirúrgicas y distintos materiales (placas y tornillos, injertos óseos o férulas), además de rehabilitación.

Todo ello le supuso un total de 448 días de perjuicio, entre básico y muy grave, y le quedaron distintas secuelas, anatomo-funcionales y estéticas, como un gran hundimiento y desviación del tabique y huesos nasales hacia el lado derecho de carácter "muy importante".

La Fiscalía entiende que se trata de un delito de lesiones con deformidad por el que solicita a cada uno de los acusados una pena de 5 años de prisión y que indemnicen a la víctima con un total de 97.123 euros y al Servicio Cántabro de Salud en 12.206 euros.

El juicio se celebrará este próximo miércoles en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria.

Comentarios