lunes. 26.09.2022
SECTOR PRIMARIO

Las organizaciones agrarias cántabras, a favor de la extracción del lobo

"Controlar la población de lobo en zonas donde está haciendo un especial daño es fundamental para la preservación de la ganadería en régimen extensivo".

Lobo ibérico
Lobo ibérico

Las organizaciones agrarias y las cooperativas y la Federación de Asociaciones de Criadores de Razas Bovinas de Aptitud Cárnica han expresado su "apoyo" a las extracciones del lobo autorizadas por el Gobierno de Cantabria en tres zonas de la comunidad.

Así lo han hecho de forma conjunta, este jueves, en el que han mostrado su respaldo al consejero de Desarrollo Rural, Guillermo Blanco (PRC), y al director de Biodiversidad, Antonio Lucio, en lo referente a las resoluciones publicadas en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) para la extracción de lobos en los municipios de la Hermandad de Campoo de Suso, Polaciones, Tudanca y Los Tojos, además de en los terrenos de la Mancomunidad Campoo-Cabuérniga.

Estos colectivos consideran que estas extracciones están "totalmente justificadas" e incluso sostienen que debieran ser "más exhaustivas y extensibles a otras zonas de Cantabria", teniendo en cuenta, según han señalado, el incremento de los ataques al ganado por parte del lobo, incluso en territorios donde no había presencia de la especie. Y es que, según los datos que han aportado, desde que en septiembre de 2021 se produjo la entrada del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE) hasta abril, un total de 231 reses murieron por ataques del lobo en las zonas donde se han autorizado las extracciones.

Concretamente, en este periodo, en el área de Polaciones y Tudanca, se produjeron 42 ataques a 18 explotaciones que se saldaron con 44 animales muertos (19 de bovino, trece de ovino y doce de equino). En la de Cabuérniga, Ruente y Los Tojos, 46 ganaderías perdieron 79 cabezas de ganado a causa del cánido (51 de equino, 20 de bovino y ocho de ovino) a las que se suman cuatro heridas. Y en la Hermandad de Campoo de Suso se registraron 102 ataques del lobo en 44 explotaciones que acabaron con 108 ejemplares (65 bovino, 38 equino, cuatro de ovino y una de caprino), más una herida.

Por todo ello, consideran que "controlar la población de lobo en zonas donde está haciendo un especial daño es fundamental para la preservación de la ganadería en régimen extensivo", que, según han subrayado, es "imprescindible para la gestión del territorio de Cantabria y la prevención de incendios forestales".

Han suscrito este comunicado de apoyos las cuatro organizaciones agrarias de Cantabria (UGAM-COAG, ASAJA, UPA y AIGAS); las cooperativas AgroCantabria, Valles Unidos del Asón y la Sociedad Cooperativa Ruiseñada Comillas, y la Federación de Asociaciones de Criadores de Razas Bovinas de Aptitud Cárnica de Cantabria. Esta federación agrupa asociaciones de criadores de las razas tudanca, monchina, rubia de Aquitania, limusina, parda de montaña, asturiana de los valles, asturiana de montaña, pirenaica, charoláis, fleckvieh y salers.

Comentarios