lunes. 26.09.2022

La magia existe. Y lo hace en forma de resplandor naranja y rojo. Sin telón, varita, ni chistera, la tierra nos brinda el mismo espectáculo gratuito cada día. Y es que, un buen atardecer no necesita filtros. Hay veces que por el placer de gustar en diferido se pierde el espectáculo en vivo, y esto una bonita puesta de sol no lo perdona. Cámaras y móviles aparte, las retinas pueden grabar las mejores imágenes de los atardeceres más espectaculares que ofrece Cantabria, aunque bien podrían ser estampa de postal.

Hay quien espera cada día justo ese instante en el que el sol se pone. Y quien disfruta de él solo en ocasiones especiales. Sea como fuere, de un atardecer no solo queda el paisaje, queda el momento, las reflexiones en soledad o las personas con las que lo has compartido. Desde la costa o a lo alto de las montañas, Cantabria está repleta de espacios únicos donde disfrutar de un inolvidable atardecer y el verano permite complacer a nuestra vista con los más bonitos. Pero existen algunos lugares privilegiados desde donde obtener las mejores vistas por el mismo precio.

Los días en los que la playa se alarga más de lo previsto será la ocasión perfecta para deleitarte con atardeceres de ensueño. Desde la costa, la playa del Puntal ofrece una forma especial de terminar el día, con el sol reflejándose en la bahía que irá desapareciendo bajo el horizonte. Situada en Somo y desde donde contemplar la bahía de Santander, la playa del puntal es una espectacular flecha arenosa que separa la desembocadura de la Ría de Cubas del mar abierto. En barco o andando desde la playa de Somo, será el plan perfecto para dar por concluido el día.

Atardecer en El Puntal | Foto: Turismo de Cantabria
Atardecer en El Puntal | Foto: Turismo de Cantabria

Son muchos también los que apuran el día de playa en el arenal de  Valdearenas, en Liencres, para observar cómo se ponen los últimos rayos de sol. De 2.800 metros de longitud y una de las preferidas de los surfistas por su intenso oleaje, se encuentra en un entorno único, el Parque Natural de las Dunas de Liencres. Tanto disfrutar de sus dunas como las espectaculares puestas de sol son sus puntos fuertes. 

Otra playa donde la caída del sol es asombrosa es la de Los Locos, en Suances, también reconocida por los surfistas debido a su exposición al mar abierto. Está rodeada de altos acantilados, y la bajada al arenal se realiza mediante una escalinata. Bien desde allí, desde los chiringuitos que ofrecen unas vistas magnificas del entorno, o desde el prado en la parte superior, los atardeceres de este lugar en los días despejados desearás que sean infinitos.

Playa de Los Locos, en Suances
Playa de Los Locos, en Suances

Un color especial es el que adquiere el atardecer en el Rayo Verde, localizado junto a la Playa de Gerra. Esta localización se convierte cada año en lugar de reunión entre amigos a última hora de la tarde con la excusa perfecta de ver el mejor atardecer de la costa occidental de Cantabria y dónde tocar el sol con el dedo parece más cerca que nunca.

El Rayo Verde
El Rayo Verde

El monte La Picota ofrece unas vistas difíciles de olvidar al igual que sus puestas de sol.  Con una panorámica espectacular, desde La Picota se dominan la ría de Mogro, el estuario del Río Pas, el campo de golf del Abra del Pas, el Parque Natural de las Dunas de Liencres y la Playa de Valdearenas.

Y, para algo insólito lo que nos ofrece el profundo paisaje del Parque geológico de Costa Quebrada, incluido entre los lugares geológicos más relevantes del mundo. Se trata de una muestra única de formas litorales y rasgos que proporcionan la oportunidad de presenciar la geología en acción y descubrir de un modo directo y sencillo el origen y evolución de nuestra tierra. Acantilados vertiginosos salpicados de playas doradas, arcos, islotes, ensenadas, tómbolos, dunas, flechas litorales y lugares de interés geológico, allí, en cualquier punto de sus 20 kilómetros de litoral, ver el atardecer es una experiencia exclusiva.

Por último, otro de los rincones idílicos para ver las puestas de sol en Cantabria es el Mirador de Santa Catalina. Ver caer el sol desde las alturas hará parecer al espectador que queda envuelto en esa luz anaranjada que nos encantaría que durara horas. Se encuentra en el monte Hozarco, municipio de Peñarrubia, y destaca por tener algunas de las mejores vistas del tramo más profundo de la garganta del desfiladero de La Hermida.

Mirador de Santa Catalina | Foto: edc
Mirador de Santa Catalina | Foto: edc

Comentarios