martes. 05.07.2022
VUELTA AL COLE

Nerviosismo y ansiedad en los últimos días de vacaciones

Los alumnos cántabros de Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato retoman las clases entre el 10 y el 16 de septiembre.

La vuelta al cole llega este año de la mano de la implantación definitiva de la LOMCE
La vuelta al cole llega este año de la mano de la implantación definitiva de la LOMCE

La mayoría de comunidades autónomas inician esta semana 'la vuelta al cole' después de que los alumnos de Infantil de Extremadura dieran el pistoletazo de salida el pasado 3 de septiembre a un curso en el que arranca la segunda fase de implantación de la Ley Orgánica para la mejora de la calidad Educativa con el inicio del curso escolar 2015-2016, que este año comienza a aplicarse en 1º y 3º de Educación Secundaria Obligatoria y en 1º de Bachillerato.

Las clases empezarán en Cantabria el 10 de septiembre para Infantil y Primaria y el día 16 para Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional. Acabarán el 21 de junio de 2016 en Infantil y Primaria y el 24 en el resto de los casos.

La Ley Orgánica para la mejora de la calidad Educativa, también llamada 'Ley Wert', termina de implantarse en Primaria, ya que se suman este curso 2º, 4º y 6º y, al término de este último se celebrará la primera evaluación de final de etapa, pese a la petición de una mayoría de comunidades autónomas de suspenderlo este curso.

Entre las novedades para este curso, se encuentra una partida de 24 millones de euros para libros de texto y material de enseñanza adaptado a la LOMCE. La mayoría de Comunidades Autónomas han publicado ya sus propios decretos de desarrollo de Primaria, ESO y Bachillerato.

El síndrome postvacacional en niños

La vuelta al cole supone un duro cambio en las rutinas de los niños, especialmente para aquellos que se incorporan por primera vez, y los pediatras aseguran que en algunos casos puede provocar una crisis de adaptación parecido al síndrome postvacacional de los adultos. Los niños pueden llegar a tener cierto nerviosismo y estado de ansiedad cuando les toca volver al colegio.

Además, el cambio puede ser más acusado en niños pequeños que inician su periodo escolar, en aquellos que más han variado en verano sus rutinas, en los que cambian de centro y compañeros o incluso aquellos que simplemente cambian de etapa en la escuela. En estos casos, los menores deben adaptarse al contacto con nuevos profesores, el conocimiento de nuevos compañeros, las nuevas asignaturas y, en ocasiones, hasta a un nuevo colegio.

Para que la vuelta a la rutina escolar sea menos traumática, los pediatras consideran clave el apoyo del binomio padres-educadores para transmitir una impresión positiva de lo que representa la vuelta al colegio.

En una o dos semanas la mayoría de los alumnos se suelen adaptar a la normalidad escolar. La mejor forma de ir adaptándose antes del cambio sería ir progresivamente aplicando rutinas que dan confianza y seguridad a los estudiantes. Los horarios son uno de los aspectos fundamentales para una  buena adaptación del niño al colegio, siendo conveniente que se pongan en marcha unos días antes de que llegue el primer día de su escolarización.

Comentarios