jueves 2/12/21

El territorio de Liérganes discurre por el río Miera y es uno de los municipios con más encanto para los turistas y sus vecinos. Desde su casco antiguo, hasta sus edificaciones y su conocido ‘Hombre Pez’, Liérganes es una visita obligada que desprende naturaleza e historia.

Por todo ello, con tantos beneficios como brinda un lugar como este, la seguridad que ofrece el municipio para visitar sus bellos rincones es envidiable. Así, el paseo desde el casco antiguo hasta la presa donde se encuentra el ‘Hombre Pez’, alberga un paseo ancho, bordeando el río con total seguridad.

Esta senda peatonal -309 metros- que conecta el paseo del Hombre Pez y la presa del Regolgo fue inaugurada oficialmente  por el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, y el alcalde de Liérganes, Santiago Rego. El paseo, que ha supuesto para la Consejería una inversión de 309.000 euros, une el núcleo municipal con la presa antes nombrada. 

Se trata de un bellísimo itinerario que bordea el río Miera, da continuidad a la acera de la carretera autonómica con La Cavada y genera un espacio seguro para el tránsito de peatones.  

En esa presa se puede ver la escala de los salmones o incluso darse un chapuzón, ya que se ha habilitado por la Confederación Hidrográfica un acceso seguro para el baño.

Explorar el conjunto histórico de Liérganes nos permite disfrutar de un excelente conjunto de edificios barrocos y neoclásicos; casonas montañesas  y palacios indianos; iglesias, capillas, ermitas, puentes y molinos que se alternan; integrando con naturalidad estilos y épocas.

Con sus pequeños secretos, estos edificios nos cuentan el desarrollo y evolución de Liérganes. Un relato colectivo de un municipio que, poco a poco, fue convirtiéndose en el principal centro socioeconómico de la comarca.

Además, su gastronomía conquista a todos sus visitantes a través de sus exquisitas carnes, procedentes de los pastos pasiegos; las sabrosas truchas del río Miera; así como por sus reconocidos quesos frescos y de nata.

El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, inaugura actuaciones de su departamento en Liérganes

HISTORIA DEL HOMBRE PEZ

El hombre pez de Liérganes, apodo de Francisco de la Vega Casar, es un ser legendario de la mitología de Cantabria. Se cuenta que, a mediados del siglo XVII en el pueblo de Liérganes, en La Montaña había una pareja, Francisco de la Vega y María de Casar, que tenían cuatro hijos. Francisco falleció y la viuda mandó a su hijo Francisco a Bilbao a aprender el oficio de carpintero. Después de una gran historia que tiene de protagonista a Francisco y el mar, este desapareció en él sin volver a saberse nada sobre él.

En Liérganes existe también un paseo peatonal que une este municipio con Mirones, ubicado en Miera. Este corresponde a la misma carretera, la CA-260, hasta la travesía de Mirones. Por este motivo, ambos municipios gozan de seguridad a la hora de pasear entre sus zonas.

Se completará próximamente con la última fase una actuación global de seguridad vial que se ha realizado. La Travesía Mirones presenta habitualmente mucho tráfico dado que es el núcleo principal del municipio de Miera por lo que la carretera autonómica impedía que las personas pudieran transitar con normalidad por el casco urbano. En este sentido, el consejero ha puntualizado que ya se realizaron varias intervenciones en la pasada legislatura y faltaba acometer un tramo que dependía de los informes de la Confederación Hidrográfica al incluir el proyecto una pasarela para salvar el cauce y la finalización del recorrido para llegar al consultorio médico, la iglesia u otros servicios "con total seguridad".

Los trabajos finales puedan comenzar "este mismo verano" para que la carretera autonómica no suponga un problema de seguridad, pues la obra incluye también un paseo peatonal anejo al vial para dar continuidad al trazado. Miera ofrece la oportunidad de disfrutar del mejor turismo activo gracias a las numerosas rutas que ofrece a sus visitantes.   

A través de diferentes itinerarios se pueden descubrir auténticos paraísos naturales.  Una de las más populares es la que visita los Pozos de Noja. Otra de las más destacadas es la que deja Rubalcaba en dirección a San Roque y que permite cruzar varios puentes viejos sobre el Río Miera. Uno de los principales valores con los que cuenta Miera son sus valiosas cuevas. Rascaño, situada en Mirones, las Del Salitre, en el barrio de Ajanedo, y Piélagos, en Mortesante. Además, el abrigo del Puyo es un gran referente de la II Edad del Hierro en la región.  A menos de una hora del municipio, existen otras localidades que cuentan también con grandes alicientes, como es el caso de Santiurde de Toranzo.

En los límites del municipio se sitúa la vía que comunica la costa con la meseta, más conocida como la “carretera de Burgos” o Nacional N-623, a través del puerto del Escudo. Sus límites municipales son con los ayuntamientos al norte de Puente Viesgo, Castañeda y Santa María de Cayón; al oeste con Corvera de Toranzo; al este con Vega de Pas, Villafufre y Villacarriedo; y al sur con el Ayuntamiento de Luena.

El territorio de Liérganes discurre por el río Miera

Incluidos dentro de los límites municipales de este Ayuntamiento se pueden localizar un total de nueve núcleos de población principales. Entre sus atractivos están:

Torre de Bustillo: Era en la Edad Media el bastión desde donde se defendía el Valle contra las incursiones de los Manrique, que desde Castañeda intentaban invadir el Valle.

Acueducto de Toranzo: Conocido también como El Puente Rual, se encuentra situado justo al lado de la vía verde, entre los pueblos de Villasevil y Santiurde de Toranzo. Fue construido en 1885 con el fin de abastecer de agua potable a la ciudad de Santander.  

Santuario Nuestra Señora del Soto (Iruz): El origen del convento de San Francisco, en Soto-Iruz, se remonta a los siglos medievales. Al siglo XIII pertenece la imagen de la patrona, cuya advocación se celebra el 5 de agosto, y cuya devoción traspasa los límites del valle de Toranzo en donde se halla enclavado este espléndido edificio.

Iglesia Parroquial de La Asunción (Acereda): La arquitectura religiosa medieval de nuestros valles laterales al del Besaya -por donde penetra la influencia románica- es muy arcaizante o retardataria con respecto a la introducción y desarrollo histórico del estilo artístico. En plena época gótica perviven elementos románicos tanto estructurales como decorativos. Un claro ejemplo es este templo de Acereda.

Iglesia de Santa Cecilia (Villasevil): Es sin duda la más importante del valle, declarada Monumento de Interés Histórico Artístico en el 1978, su gran valor cultural se explica no solo por su larga historia, sino porque además es una de las pocas que aún conserva algunos elementos originales de arte románico y presbiterio del siglo XII.

Comentarios