miércoles. 30.11.2022

El Ayuntamiento de Liérganes y la Consejería de Obras Públicas han eliminado tres argayos en la carretera de acceso a los Picos de Busampiro, conocidos popularmente como las 'Tetas de Liérganes', tras los derrumbes y deslizamientos que se produjeron como consecuencia de las lluvias torrenciales de noviembre y diciembre de 2021.

Para solucionar estos problemas, se aprobaron dos proyectos, con un presupuesto total de 96.000 euros. Uno de ellos ha consistido en el refuerzo del vial mediante la construcción de un muro de escollera y la ampliación de la calzada con un pequeño desmonte, mientras que el otro ha implicado la construcción de un muro con hincas para evitar que el firme se desprenda en el tramo en que se produjo el argayo y la colocación de hincas en el tercero de los argayos.

Según ha explicado el Ayuntamiento en nota de prensa, en todos los tramos afectados se ha ejecutado una cuneta de hormigón para facilitar el paso de las aguas pluviales y se ha instalado una bionda de seguridad o valla metálica de protección, además de proceder a la reposición del firme mediante el extendido y compactado de zahorras y mezcla bituminosa en caliente.

El concejal de Medio Rural y Movilidad Ciudadana, José Ortiz, ha explicado que la carretera de acceso a los Picos de Cotillamón (400 m) y Marimón (425 m), ha tenido desde su construcción a lo largo de estos años varios incidentes, debido entre otras causas, al escaso firme y las escorrentías subterráneas provocadas por las lluvias.

Se trata además de un vial que puede ser calificado de "enclave turístico", ya que en su recorrido se pueden divisar panorámicas como la de la Vega de Rucandio, la villa de Liérganes o, ya en la cima, la Bahía de Santander y Peña Cabarga.
 

Comentarios