sábado 17/4/21
SUCESOS

Detenidas una madre y su hija menor por hurtar joyas en domicilios donde la mujer cuidaba enfermos

Jefatura de Policía | Foto: Policía Nacional
Jefatura de Policía | Foto: Policía Nacional

La Policía Nacional ha detenido a una mujer de 36 años y a su hija, menor de edad, como presuntas autoras de un delito de hurto de joyas en los domicilios de enfermos a los que cuidaba la madre, situados en Santander.

Según han informado este viernes fuentes policiales, la investigación se inició el pasado 24 de enero después de que la Policía Local de Santander identificara a una pareja de jóvenes que iban en un taxi dentro del horario del toque de queda. Los agentes encontraron varias joyas en poder de la chica, que resultó ser menor de edad, y que dijo que se las había entregado su madre y que pertenecían a un anciano del que ésta cuidaba que se encontraba ingresado en el Hospital Valdecilla. Los policías contactaron con la madre, quien al ser interrogada por las joyas ofreció una explicación "incoherente" sobre el origen de las mismas, por lo que se procedió a incautar las piezas.

Tras conocer esta investigación, la Guardia Civil de Astillero se puso en contacto con la hija del hombre ingresado y propietario de las joyas, quien reconoció parte de ellas como propiedad de su padre, por lo que le fueron entregadas. El pasado 17 de febrero la Guardia Civil informó de todo lo actuado a la Policía Nacional, que inició a su vez las investigaciones, que concluyeron que la sospechosa, con iniciales F.F.S., y su hija, eran las responsables del hurto de las joyas propiedad del enfermo ingresado en el hospital. Además, averiguaron que parte del resto de las piezas pertenecían a tres personas enfermas, residentes en diferentes domicilios de Santander, que tenían en común a la cuidadora.

Finalmente, el pasado 3 de marzo se localizó y detuvo a las sospechosas como presuntas autoras de los delitos de hurto de joyas en los cuatro domicilios. La detención de la hija fue puesta en conocimiento de la Fiscalía de menores, quedando en libertad con cargos bajo la custodia de su tutor legal. En cuanto a la madre, que contaba con antecedentes por hechos similares, fue puesta a disposición judicial tras prestar declaración. Algunas de las joyas recuperadas fueron entregadas a sus propietarios y la investigación continúa ya que aún hay piezas sin reconocer, por lo que la Policía ha hecho un llamamiento a sus posibles propietarios para que acudan a la Jefatura para reconocerlas.

Comentarios