miércoles 18/5/22

Después de un tira y afloja que ha durado varias jornadas, finalmente Novak Djokovic será deportado y no disputará el Open de Australia. El tenista, que no está vacunado, tampoco podrá jugar Roland Garros ni Winbledom a no ser que finalmente se vacune contra el coronavirus. Por mucho ser el Nº1 del tenis también se puede ser un irresponsable en otras materias.

Comentarios