miércoles 26/1/22

La Policía Local de Santander ha denunciado esta pasada madrugada, a las 4:10 horas, al responsable de un local hostelero de la calle Lope de Vega por incumplir distintas normativas, como rebasar el horario de cierre, permitir la estancia de menores -que estaban bebiendo alcohol- o dejar consumir tabaco y drogas en el interior.

También fue denunciado por molestias al vecindario, de música elevada, no tener visible el cartel anunciador de licencia ni expuesta al público la lista de precios. Y por la obstrucción deliberada a la inspección o control del local por parte de los agentes, según ha informado la Policía este sábado.

Además, durante la intervención, a una clienta de 16 años de edad se le incautó una bolsita de plástico con una sustancia -supuestamente marihuana-; a otra menor de 17 un trozo de otra, presumiblemente hachís; y a un varón de 19 una bolsita con posible marihuana. Y al encargado del local le confiscaron una navaja.

Por otro lado, a las 3:40 horas los policías denunciaron, en la calle Alcázar de Toledo, a la persona responsable de otro establecimiento hostelero por rebasar el horario de cierre.

Y durante la madrugada, han identificado y denunciado a un total de 21 personas por no usar la mascarilla obligatoria sin guardar la distancia de seguridad.

Finalmente, a las 4:45 horas, en la Avenida del Deporte, a requerimiento de varios vecinos, denunciaron al responsable de una vivienda donde estaban reunidas varias personas, por causar molestias de música, cánticos, palmas y voces en tono elevado, originadas por la celebración de una fiesta.

Comentarios