viernes 28/1/22

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha condenado el asesinato de una mujer de 40 años y su hija de once meses presuntamente a manos de su expareja, un hombre de 43 años y que fue detenido ayer por la Guardia Civil.

Quiñones ha expresado la “consternación” de toda la sociedad de Cantabria por este “terrible” crimen durante la concentración que ha tenido lugar este sábado a mediodía frente a la Delegación del Gobierno convocada por la Comisión 8 de Marzo de Cantabria.

La delegada del Gobierno se ha sumado a esta concentración de condena y ha denunciado nuevamente que “hay muchas mujeres que viven en un corredor de la muerte que son sus hogares” y “muchas veces solo se ve cuando llegamos a la punta de iceberg, que son los asesinatos machistas”.

Quiñones ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que llame al 016 “ante cualquier sospecha o duda”

Por ello, Quiñones ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que llame al 016 “ante cualquier sospecha o duda” de que alguna mujer pueda ser víctima de violencia de género. En este punto, ha detallado que en Cantabria hay en este momento 896 casos activos en el Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Sistema VioGén).

“No hay palabras para describir esta tragedia y el sufrimiento de la familia. No hay derecho”, ha dicho la delegada del Gobierno en Cantabria.

Quiñones ha indicado que la Guardia Civil de Cantabria continúa investigando y recabando pruebas en torno a este crimen, por el que ayer se detuvo a un hombre, expareja de la mujer y padre de la niña de once meses.

Los hechos, sobre los que la autoridad judicial ha decretado el secreto de sumario, ocurrieron en una vivienda de Liaño de Villaescusa, donde efectivos de la Guardia Civil localizaron ayer viernes los cuerpos sin vida de la mujer y su hija después de que sus familiares denunciaran la desaparición de ambas.

El detenido tenía una orden de alejamiento de su expareja dictada por el Juzgado de lo Penal número 5 de Santander.

Comentarios