miércoles 20/10/21
LIBRO DIGITAL

Capítulo 15. Por la cuesta de Sotileza

foto1

Angelines seguía con el “sermón”, para los responsables políticos, su voz no se apagaba y érase una luchadora a un megáfono pegada, detrás, cientos de personas, gritaban y apoyaban sus palabras, mientras ella seguía contando, y hasta cantando, las verdades de barquero. Pasamos por Grúa de Piedra, desplaza por ese Centro Botín, mastodonte que oculta parte de la bahía, pero que, “como todos sabemos”, no es pacto visual para la justicia y los responsables políticos de Cantabria. Allí, haciendo un gran círculo, hicimos una breve parada, para rendir homenaje a tantas personas que por ese puerto han pasado y de ese puerto han vivido. 

foto2

Después de recordar que esa Grúa también es una inspiración para nosotros, que ella, ahí, ha aguantado el paso del tiempo, y los intereses de uno pocos por ocultarla, pero sigue siendo un símbolo de tanto esfuerzo en el pasado y un icono del Santander actual. Fue perdiendo hasta su color y su movimiento, y un lavado de cara y restauración la han dejado como escultura que nos trae tantos innumerables recuerdos.  Ella llegó a levantar hasta 30 toneladas, para que los barcos pudieran dejar su mercancía en estas tierras y no tener que ir a otros puertos más lejanos. 

Esta “Grúa de Piedra” debe su nombre a la base sobre la se asienta para hacer tantos esfuerzos. Hoy, acercarse a ella es, no solo recordar tiempos pretéritos, sino cargar las pilas para realizar también los nuestros, ya que, no son pocas las veces que necesitamos de una grúa parecida para levantarnos después de cada golpe, de cada desilusión, de cada auto de derribo, y de cada amigo que se nos va.

foto3

Despidiendo, con honores, a este símbolo de la resistencia, seguimos camino hacia la calle Cádiz, pasando por la Plaza de las Estaciones, rodeada de los edificios de RENFE, FEVE y la estación de autobuses, en la calle Atilano Rodríguez. Lugar donde, como más adelante comentaremos, también pernoctaron nuestros huesos, sobre el duro cemento, y con la sintonía nocturna de los motores de los vehículos, los autobuses de la línea “búhos de la noche”.

foto4

Seguíamos a  paso rápido y, así, pronto llegamos a la Rampa de Sotileza, en la parte baja, de Santander, aquella que algún día se ganó a la mar, la subimos mirando las inscripciones de sus muros, y pronto alcanzamos la bien llamada Calle Alta, camino del Parlamento de Cantabria.

La Rampa de Sotileza tiene mucha historia, fue construida a finales del siglo XIX, para unir la zona antigua de la ciudad, con la parte nueva, que no hacía tanto tiempo eran terrenos pantanosos de la propia bahía. El nombre, Sotileza, proviene de la hermosa novela que así tituló el gran José María de Pereda  y que describía esa zona dentro de los que era el ambiente marinero de mediados del siglo XIX. 

Cuesta creer, en estos tiempos, que fuera terreno ganado a la mar, y es de admirar la capacidad de hombre para transformar el paisaje y la ciudad. 

foto5

Al subir, esta cuesta llama la atención ese gran muro, que para nosotros podría ser, también, un nuevo muro de las lamentaciones. Cuántas movilizaciones de los “Trenes de los Inocentes” en las que, una vez llegados a la estación de FEVE, hemos ascendido por el  “Parque de Sotileza o del Agua” para pedir justicia y soluciones ante nuestro Parlamento.

Las palabras de don José María de Pereda decoran estos muros con fragmentos de su más conocida novela Sotileza. Es obra de la artista de la tierra Concha García y, según nos dice, la caligrafía es de su propio padre. 611 metros lineales de texto en aluminio, -no pocas veces robado-, dividido en un montón de renglones, y en 2010 se terminó este arduo trabajo del que también fuimos testigos. Parece que todo empieza y todo termina menos el tema de las sentencias de derribo. 

foto6

Pasábamos por allí, junto a la Consejería, que en aquellos tiempos, era de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, donde, no pocas veces, nos habíamos reunido con el consejero Mazón y su equipo. Siempre le recordaremos porque, en la primera reunión, nos dijo que no le gustaba ni el nombre de nuestra Asociación; nos acababa de conocer y eso de “Asociación de Maltratados por Administración”, se ve que le llegaba muy directo. 

Él, sin duda, se creía, no solo, representante de esa Administración, sino, incluso, ser Administración en todos los sentidos. Las cosas cambiarían y, con el tiempo y no pocas reuniones, acabó conociendo más profundamente nuestra situación y la injusticia que estaba cometiendo, y fue de los primeros políticos que públicamente pidió perdón a los afectados, por el daño que les habían y están causando las Administraciones Públicas. 

foto7

Recuerdo muy bien aquellas declaraciones suyas a la prensa después de una reunión nada fácil, pero él salió, los periodistas le pusieron sus micrófonos y le preguntaron sobre las soluciones que había para cientos de familias.  Dijo que “antes de nada quería pedir perdón, en nombre de Gobierno, por el daño y el dolor que se les estaba ocasionando a cientos de familias”

Situado enfrente de él, y se lo había pedido, le había comentado la necesidad de que quedará claro, sin dudas, que las familias eran única y exclusivamente víctimas de esa situación; lo cierto es que no me respondió, y quedo, como tantas cosas que se hablan en las reuniones, en el olvido, así que, cuando oí sus palabras, me sorprendieron y emocionaron, porque me parecieron sinceras. Luego vinieron otras peticiones de perdón de más instituciones, pero nunca tuvieron el efecto que pensábamos…, que con la petición de perdón vendría la solución.

Él presentó los primeros planes de Gobierno de Cantabria para dar una solución, pero también hay que apuntar que les faltó lo más importante, presupuesto y medios para llevarlo a cabo. Muchos años después, seguimos con los mismos problemas, buenas palabras, pero las partidas económicas para asumir las responsabilidades a las que la justicia les ha condenado en más de 30 sentencias, no existen o son insignificantes, por mucho que reconozcan sus necesidades.

Los artistas rinden un homenaje a las "miles de historias" del cabildo y a las mujeres, la santanderina Concha García ha rendido un homenaje a las "miles de historias" de los vecinos del cabildo de Arriba y a las mujeres "que miran al futuro" con las obras que han instalado en la Rampa de Sotileza y frente a la sede de la Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo. Por nuestra parte, aquellos que luchan por una vida mejor para todos, tienen toda nuestra admiración. 

foto8

En ese edificio antiguo, totalmente rehabilitado, hemos vivido muchas reuniones de aquellas primeras comisiones de seguimiento del plan del Gobierno de Cantabria para la ejecución de las sentencias de derribo. Algunas fueron casi multitudinarias con el equipo de la Consejería, el Sr. Mazón a la cabeza y el director general de Urbanismo Pedro Muñoz, del que guardo grato recuerdo. Él fue de los primeros en asumir algo que hasta entonces el Gobierno intentaba esconder, su responsabilidad directa, es cierto que derivada de las sentencias judiciales que no dejaban lugar a dudas, pero algunos siempre querían poner trabas. Pedro fue un buen director general y una pena que no siguiera desempeñando esas funciones, ya que era de los pocos que ponía cordura donde nunca la había habido. 

En algunas de esas reuniones, además del equipo del Gobierno, también estaban los alcaldes implicados por aquellos tiempos, José Manuel Igual por Arnuero, Juan José Barruetabeña por Argoños, Pedro Jado por Escalante, Enrique Torre por Piélagos, y ocasionalmente también el alcalde de Miengo Avelino Cuartas. Este último, todo un personaje, tuvo claro desde el primer momento que el tema de Miengo era un error judicial, y que lo tenían que solucionar quienes lo habían cometido; la verdad es que, en aquellos tiempos, lo mirábamos con cierta desconfianza, pero, al final, el tiempo y la justicia acabó dándole la razón. Hoy la situación de Miengo es de las pocas que se han solucionado, con sentencias judiciales que han acabado con un problema, que igual que en otras partes, nunca debió existir, aquí, al menos, y aunque tarde, se hizo justicia, lo que estamos esperando otros muchos desde hace décadas.

Con los alcaldes también venían los representantes legales de los ayuntamientos, tengo que reconocer que algunos, era mucho mejor que no estuvieran, tenían tal habilidad para enredar las reuniones, que muchas veces salíamos con la cabeza caliente y poco o ningún resultado.  Si hoy, después de tantos años, me dicen, que nos tenemos que seguir reuniendo en ese mismo edificio para tratar los mismos temas, porque las instituciones no han sido capaces de llegar o lograr las soluciones tantas veces escuchadas entre esas paredes, a fe que no les creería, pero esta es la dolorosa realidad.

Allí, hemos expuesto nuestros argumentos, nuestras iniciativas, recuerdo incluso fuertes enfrentamientos cuando escuchábamos razonamientos peregrinos, que lo único que hacían era no reconocer la evidencia. Alguno puso en duda la buena fe por nuestra parte, y hubo que levantar la voz, y sacar todas las evidencias, para recordarles quiénes eran los culpables, y quiénes las víctimas, es decir, cientos de familias a las que por su culpa, la de la institución que representaban, llevaban sufriendo una condena que nunca se debió soportar. 

Cada vez que viene un nuevo equipo, y ya han pasado muchos, hay que volver a recordarles, lo que le dijo un día el amigo, Paco Laín, a un abogado de un ayuntamiento que se quiso poner en nuestra parte, sentarse junto a nosotros y  que comentó que ellos también eran perjudicados. Sonó, cómo un estruendo, la voz de Paco diciendo “señor, por favor, póngase en la otra parte, que ustedes son los condenados y nosotros las víctimas”.

foto9

Allí, en esas instalaciones, hemos recibido hasta tres planes del Gobierno de Cantabria, el último hace poco tiempo, todos basados en el primero que realizo el consejero Mazón, en 2009, aquel que era un esbozo de la situación, sin un euro de presupuesto. El último, mucho más completo, apenas un año después de su presentación a bombo y platilla, a jueces, demandantes y afectados, ya está desfasado, porque tampoco  se ha cumplido lo previsto.

Lo cierto, es que han sido muchas las reuniones de las que puede dar fe el gran equipo que representa a AMA, con Ciriaco García, vicepresidente y el hombre que siempre está, él no falla nunca, toma notas, puntualiza cuando es necesario, y es ya todo un veterano en estas lides, el que cuando las cosas estaban más complicadas y a otros nos faltaban las fuerzas, es capaz de ponerse al frente; María Ángeles Santiago, todos la conocemos, es la expresión de nuestros sentimientos, sin tener que pasar por ningún filtro, directa desde el corazón; José Manuel Olaiz, nuestro portavoz, hombre tranquilo y sensato, hábil negociador, y su presencia siempre aporta; Juan Luis Urrutia, más intermitente últimamente en las reuniones, sus obligaciones de abuelo le quitan tiempo, pero él es un histórico, un fundador, de los que controla todo, desde el material hasta las listas para los acontecimientos; Koldo Talavera, también está cuando puede, y deja constancia de ello con su cámara y su saber estar. Normalmente y cuando es necesario asesorados por Mikel López Echevarría, abogado de muchas de las urbanizaciones y colaborador desinteresado de AMA, además de buen amigo, al que tantas veces hemos recurrido cuando la situación se complica, o no vemos salidas. También, en algunas ocasiones, nos ha acompañado el abogado Pepín del Río, gran conocedor de la situación en Piélagos.

foto10

Tener este equipo es una suerte, un servidor es quizás la nota más disonante,  al que más tienen que aguantar, por mi vehemencia defendiendo los intereses de todos, y mis largas alocuciones exponiendo mil y un problemas.  

Este equipo se reforzaba y tenía el apoyo del resto la dirección AMA, así, también a veces, contamos con: nuestro amigo Teo Arnal, que expone todos los problemas del Camino del Portillo; con los Pacos de Arnuero, que nos ayudan en múltiples tareas; así como con Félix López, al que ahora que hay temas que le afectan muy directamente; con Manolo Seras el tesorero, al que sus ocupaciones le dejan poco tiempo y con los que últimamente hemos sumado a Juan y Fernando

Los hay que no pueden estar presentes por su trabajo, pero que nos ayudan, antes y después, a preparar lo que pensamos que puede ser mejor para todos, como José Luís Tranche, que con su gran formación, lo mismo redacta un escrito que corrige un libro; como Felipe Pérez, la voz de la conciencia, el que sabes que está ahí cuando se le necesita, y nos falta el gran Ángel Macías, experto en eventos, en redes y comunicación, y que nos ha hecho videos y cortos fabulosos, que están enmarcados en la historia de nuestra asociación. Luego está nuestro secretario de movilizaciones Félix Salazar, que con su cámara a cuestas, da fiel constancia de todo lo que ocurre y gracias a su trabajo tenemos la mayor colección de videos de todas nuestras movilizaciones. 

Pedro Galicia es el Guadiana que pasa por Valladolid, él está muy ocupado y muy lejos, pero aún en la distancia nos manda sus largas crónicas que muchas veces sirven para tomar conciencia de la realidad. Nuestro querido Ramón Brezmes, que aun estando malito nos aporta tanto cariño, aunque se conoce poco, él fue el primero en tener la idea de hacer un libro contando nuestra historia, y de un blog que abrí allá por el 2005 en El Diario Montañés y que estuvo vigente hasta 2017 cuando, lamentablemente, El Diario elimino ese servicio, fue el lugar donde íbamos contando nuestras historias, y que Ramón recopiló concienzudamente. 

Nuestro amigo Fernando García se resiste a irse, y es que, es tanto lo compartido, que incluso después de vender su vivienda sigue con nosotros apoyando a los que sin duda somos sus amigos. Por último, pero que puede ser la primera, tal y como está nuestra situación, la joven Marielí, y es que, poco a poco vamos cayendo los demás, esperemos no dejarle tan duro e ingrato trabajo, ella, junto al amigo Hilario, su padre, hacen una pareja que siempre aporta y ayuda, son de esas personas imprescindibles que sabes que nunca te fallan, haga sol llueva o granice siempre están ahí, contigo. Con el recuerdo de los primeros como Marcos Campo, que puso en su sitio a más de uno, y nuestros dos primeros vicepresidentes Álvaro Gómez, en quien el desgaste hizo mucho mella en su salud y Paco Laín, que nos ha emocionado más de una vez con sus palabras, él puso la semilla de nuestra mayor aventura, el viaje de AMA a Bruselas, para intervenir ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo.

foto11

Todos ellos forman o han formado parte de nuestra dirección de AMA, de la  ejecutiva que lleva el día a días, y son este tipo de personas a los que todos podemos admirar, nos solo por su trabajo y esfuerzo, si no, también, por su capacidad para integrar y en los momentos más difíciles dar salidas. Cuando no sabes si estás cavando un hoyo o un túnel, ellos y ellas construyen puentes para salvar las dificultades y superar los muros de la indiferencia, que tanto abundan.

foto12

Son muchísimos más los que tantas veces tiran de carro, abren las puertas, nos llevan incluso a los demás, destacando todo el Grupo de Jueves, y tanta buena gente que tenemos la suerte de tener en nuestro equipo, ese que lleva las camisetas AMArilla por los caminos de Cantabria. Con esta breve exposición hemos podido dar una descripción de los amigos que componen la Ejecutiva de AMA. 

Seguíamos allí en ese edifico de la Consejería que tienen las competencias de urbanismo y que tiene entrada por la Cuesta de Sotileza y por la Calle Alta. No soy capaz de resumir tantas reuniones mantenidas allí, pero sí trasladar el sentimiento de tantas palabras escuchadas, de lo mucho que hemos aprendido, aunque a veces pensamos que de poco nos ha valido. Desde las ventanas de ese edificio se pueden ver dos sitios emblemáticos para nuestra Asociación, la Plaza de Autobuses, y la Estación de FEVE. La Marcha sigue su curso...

Comentarios