lunes 21/6/21
CORONAVIRUS

Cantabria se desmarca del resto de comunidades del norte y es la única que apuesta por “salvar la Semana Santa” dos meses antes

País Vasco, Asturias, Galicia, Castilla y León y Navarra no se plantean la apertura de sus comunidades por Semana Santa
Control de movilidad por el confinamiento
Control de movilidad por el confinamiento

Desconfinar o no los territorios por Semana Santa se ha convertido en un debate controvertido debido a los tintes que ha cogido la pandemia en todo el país, todavía inmerso en la tercera ola. Para Cantabria, abrir la comunidad para los días festivos de abril es ya una posibilidad que se baraja y que Revilla dio a conocer esta semana. "Lo ideal sería que empezara a haber ya libertad de circulación y que acabáramos con el confinamiento perimetral de las comunidades autónomas", afirmaba. Eso sí, todo ello dependiendo del desarrollo que tome la vacunación en las próximas semanas y de que esta alcance a entre un 15% y un 20% de la población para la fecha.

"Si no queremos una cuarta ola no queda otra que sacrificar la Semana Santa", apunta el presidente del Principado

Algo de lo que no quieren oír hablar otras comunidades del norte del país, que lo ven “arriesgado” y “precipitado”. Asturias y Castilla y León son contundentes con sus posiciones. El presidente del Principado de Asturias, el socialista Adrián Barbón, advierte de un febrero "que puede ser dramático" y es claro en su intención de "no cometer errores". Barbón opta por la salud como “el mejor camino a la reactivación económica". "Si no queremos una cuarta ola y llegar en buenas condiciones al final del estado de alarma no queda otra que sacrificar la Semana Santa", ha sentenciado. Del mismo modo se muestra la consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, que considera "muy, muy arriesgado" hablar de desescalada cuando aún "no se ha dejado de escalar" y hablar de la próxima Semana Santa, por lo que ha pedido que no se banalice ni se "lancen expectativas" al respecto. Asimismo, la consejera ha reconocido que le "choca" que se hable del reinicio de los viajes en Semana Santa, como así lo planteó el pasado fin de semana la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, porque, según Casado, parece que "no se ha aprendido nada" de la pandemia. Por su parte, desde la comunidad vecina, Urkullu ve "muy difícil" una Semana Santa con "movilidad indiscriminada".

En Galicia, Feijóo emplaza a marzo para evaluar "cómo se presenta" la campaña turística de Semana Santa. El presidente de la Xunta cree que evaluar las previsiones para Semana Santa sería "precipitarse", pues "hasta finales de febrero" toca "centrarse" en controlar la pandemia y ya en el mes de marzo se estudiará "cómo se presenta" la campaña turística. Para él, "hablar de turismo" en estos momentos "es precipitarse" porque, además, hay que tener en cuenta la "gran incógnita" del proceso de vacunación y de cuántas dosis dispondrá España. 

Por último, Navarra también alude a la prudencia y se distancia de la postura adoptada por Cantabria. El vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, manifestaba este martes que "ahora mismo en el contexto en que nos encontramos tenemos que ser prudentes, no generar unas expectativas inadecuadas" respecto a la Semana Santa.

Comentarios