domingo 1/8/21
SANTOÑA

Aprobada definitivamente la modificación puntual del PGOU que permite derribar el ala oeste de Chiloeches

La publicación del BOC implica que se puede llevar a cabo la “demolición de todas las construcciones del entorno”, entre ellas esa parte del Palacio, que no está incluida en la declaración de Bien de Interés Cultural.

Palacio de Chiloeches, en Santoña
Palacio de Chiloeches, en Santoña

El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) ha publicado este jueves, en una edición extraordinaria, la aprobación definitiva de la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Santoña que permitirá la rehabilitación Palacio de Chiloeches, el antiguo Hospital Militar.

En concreto, la modificación pretende conseguir la conservación y rehabilitación de la casa palacio manteniendo sus usos característicos, ordenar su entorno próximo y obtener la cesión de un espacio libre de uso público.

Esto implica que se puede llevar a cabo la “demolición de todas las construcciones del entorno”, como ha aclarado a este diario el alcalde de Santoña, Sergio Abascal, entre las que se incluiría el proyecto para derribar el ala oeste, que no está incluida en “ninguna figura de protección”, ni en el BIC (Bien de Interés Cultural) que sí tiene el Palacio de Chiloeches, ni en ninguna de carácter municipal, y que por tanto “no es más que una edificación más”.

Para el alcalde, esto permite “dar salida al desarrollo urbano” del municipio, y confirma que “no es un capricho municipal”. “El Ayuntamiento ha cumplido con todos los trámites legales”, ha afirmado Abascal, quien cree además que, a partir de esta publicación en el BOC, el consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Ramón Ruiz, rechazará la petición de incluir en el BIC el ala oeste.

Cabe recordar que el Ayuntamiento quiere negociar con los propietarios del Palacio para hacerse con el edificio y convertirlo en un centro cívico, contando con la colaboración de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte.

Investigación

Por su parte, el pasado mes de enero, la Fiscalía ha abierto diligencias de investigación en relación con las presuntas irregularidades en la tramitación de la modificación puntual del PGOU de Santoña para el área del Palacio de Chiloeches, denunciadas por el concejal de Santoñeses, Jesús Gullart, por prevaricación y malversación de caudales públicos.

En la denuncia, Gullart mantiene que en el convenio firmado por el Ayuntamiento y los propietarios del palacio en 2014 para derribar una parte del mismo y construir unas viviendas, el Ayuntamiento reconoce, sin contraprestación alguna, que los propietarios tendrán derecho de responsabilidad patrimonial si no se modifica el PGOU en los términos establecidos en el convenio, lo que a su juicio resulta "notoriamente lesivo y oneroso para los intereses del Ayuntamiento".

Además, Fiscalía también ha abierto diligencias por una segunda denuncia ante la supuesta inacción de las autoridades competentes (Ayuntamiento y Consejería de Cultura) tras el derrumbe del tejado del edificio, ocurrido el pasado 9 de mayo.

Manifestación

Por su parte, la Plataforma en Defensa de Chiloeches convocó el pasado sábado, 18 de marzo, una concentración en la Plaza de San Antonio de Santoña bajo el lema 'Salvemos Chiloeches, ENTERO'.

El colectivo considera que es necesario hacer "pública y visible en la calle su repulsa" a la gestión que, tanto el Ayuntamiento como la Consejería, están realizando de este asunto.

Los integrantes de la plataforma consideran "inadmisible" que el histórico edificio, de propiedad privada, lleve diez meses con el tejado semi-derruido sin que la Administración tome las medidas de conservación que dicta la Ley.

Además, reiteran que la Consejería tiene, desde hace meses, varias peticiones para incluir con claridad el ala oeste del antiguo hospital dentro de la declaración de Bien de Interés Cultural, conforme a los preceptos de la Ley de Patrimonio Cultural en vigor, y temen que esta resolución "se esté demorando o evitando por intereses ajenos a la estricta conservación del patrimonio histórico de todos".

Entorno de protección

Lo publicado en el BOC este jueves tiene cierta relación con lo publicado en febrero, cuando el Gobierno definió los límites del entorno de protección de este Monumento Histórico-Artístico, aunque no es determinante. En concreto, lo que señala ese entorno de protección es que toda actuación dentro de esos límites requiere un informe previo de la dirección general de Cultura, que debe dar el visto bueno a la propuesta.

Como ha recordado el alcalde, este entorno implica que “cualquier actuación urbanística que se va a desarrollar” en este entorno protegido deberá contar con “la aprobación de la Consejería de Cultura, incluidos cambios de uso”. Pero eso no significa, ni mucho menos, “que no se pueda hacer una actuación urbanística” o “que todo se tenga que conservar”.

Comentarios