viernes. 27.01.2023

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha llevado a cabo el acondicionamiento del camino rural de Brenacollado en Valdició, en el municipio de Soba, con una inversión de más de 32.000 euros, dentro de su "apuesta" por potenciar la red de infraestructuras del medio rural.

El consejero, Guillermo Blanco, ha visitado este jueves el municipio, junto a su alcalde, Julián Fuentecilla, para comprobar los trabajos realizados en este vial, sobre el que se ha actuado en cuatro tramos, ha informado el Gobierno en nota de prensa. Tras comprobar el resultado, Blanco ha destacado la apuesta de su departamento por estas actuaciones con el fin de contribuir a la cohesión de los territorios, el crecimiento de las economías locales y la fijación de la población en los municipios rurales de Cantabria.

Asimismo, ha destacado su importancia para garantizar el mantenimiento de unas infraestructuras "fundamentales" para el desarrollo y la actividad económica de los municipios rurales, mediante el impulso de la seguridad vial, el acceso de los vecinos a sus viviendas y a los terrenos donde desarrollan labores agrarias y ganaderas.

"Tenemos que garantizar a todos nuestros municipios unos servicios que impulsen el desarrollo de sus actividades y que en el caso del sector primario resultan fundamentales para nuestra Cantabria rural", ha insistido Blanco.

Asimismo, ha reafirmado el compromiso de su departamento de seguir reforzando la red de infraestructuras agrarias de la Comunidad Autónoma con medidas de apoyo a los ayuntamientos, tales como la orden de subvenciones a las que pueden acceder para mejorar sus caminos rurales, así como los servicios con los que cuenta el Gobierno para mantener "en las mejores condiciones posibles" este tipo de infraestructuras.

En este sentido, ha puesto en valor el servicio que se presta desde el servicio de estructuras agrarias de la Dirección General de Desarrollo Rural, mediante maquinaria propia para mejorar aquellos caminos rurales, pistas y demás accesos más deteriorados por el uso de maquinaria agrícola y las inclemencias meteorológicas. Con equipamiento y personal propio, este servicio consta de dos retroexcavadoras y dos operarios para prestar apoyo a todos aquellos ayuntamientos o juntas vecinales que por falta de medios no pueden acometer el coste del mantenimiento de dichas infraestructuras.

Por su parte, el alcalde de Soba ha puesto en valor esta actuación necesaria, dado el estado de deterioro del vial y su importancia para el tránsito de sus usuarios y el trabajo de los ganaderos. A la visita también han asistido varios miembros de la Corporación municipal y se ha mantenido un encuentro con los vecinos para poner en común las necesidades del pueblo.

Comentarios