lunes. 26.09.2022

La Policía Local de Santander ha instruido, a lo largo de este fin de semana, diligencias en calidad de investigados por supuestos delitos contra la seguridad vial a ocho conductores, la mayoría por dar positivo en alcoholemia, algunos de ellos implicados en accidentes de tráfico, y también por no tener vigente el carnet.

Así, según han informado este lunes fuentes policiales, la primera actuación tuvo lugar el pasado viernes al mediodía en la calle Ruiz de Alda, donde un turismo se salió de la vía y colisionó contra una furgoneta estacionada. El conductor implicado superó en más del doble la tasa permitida de alcohol.

Ese mismo día por la tarde, en la calle Los Alcornoques, la Policía solicitó la documentación al conductor de una motocicleta tras observarle conducir de forma irregular y una breve persecución. Una vez identificado, comprobaron que no tenía vigente el permiso de conducir por pérdida total de puntos asignados. Además, dio positivo en alcoholemia y tenía la ITV del vehículo caducada.

También el viernes, sobre las 20.15 horas, un turismo se salió de la vía en el Paseo de General Dávila y quedó detenido encima de la isleta canalizadora del tráfico. Previamente, había colisionado en la Avenida Pedro San Martín contra un vehículo estacionado y había abandonado el lugar sin facilitar datos. El conductor implicado superó en más del cuádruple la tasa permitida de alcohol.

En el mismo paseo, la madrugada del sábado se instruyeron diligencias por no tener permiso de conducir y dar positivo en alcoholemia al conductor de otro turismo después de que los agentes vieran que circulaba de forma irregular, siguiendo una trayectoria en zigzag.

Ya la madrugada del domingo, en la calle Cardenal Cisneros, confluencia con Antonio Mendoza, colisionaron un taxi y una motocicleta, ocasionándose daños materiales. En la prueba de alcoholemia, dio positivo el motorista, superando en más del doble la tasa permitida.

Y a primera hora de la mañana, en la calle Castilla, superó en más del triple la tasa de alcohol el conductor de un turismo que fue interceptado tras recibirse una llamada en el 092 alertando de que el hombre había salido del parking de Castelar con claros síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Por la noche, a las 23 horas, se identificó a otro conductor en el Paseo de General Dávila por no tener vigente el permiso por pérdida total de puntos.

Por el mismo motivo, y además por dar positivo en alcoholemia, se instruyeron diligencias esta madrugada contra el conductor de un turismo que fue interceptado en la Plaza de los Remedios cuando circulaba con las luces apagadas.

Comentarios