lunes 29/11/21

Este próximo domingo, 14 de febrero, Cataluña celebra unas elecciones autonómicas de las que está pendiente prácticamente toda España. El impacto que pueda tener el Gobierno que salga de las urnas en esa cita electoral todavía es desconocido, evidentemente, pero los representantes de los partidos, sean de la comunidad que sean, ya auguran que pase lo que pase, va a influir en el resto del país. ¿Y en Cantabria? A pesar de la lejanía geográfica, aspectos como el reparto de fondos nacionales pueden tocar muy de cerca a nuestra región. En este sentido, el coordinador autonómico de Cs Cantabria, Félix Álvarez, ha señalado que “cuanta más fuerza tengan los independentistas y los socialistas, más pronto se pondrán de acuerdo y más fondos irán a parar a manos de los socios de Sánchez”.

El también diputado autonómico en el Parlamento de Cantabria añade que en la comunidad “tenemos mucha experiencia en comprobar cómo reparte los recursos Pedro Sánchez”, asegurando que “siempre salen ganando” las mismas comunidades autónomas, “y nunca somos nosotros”. En declaraciones a eldiariocantabria.es, Álvarez da por hecho que el “equilibrio de poderes” que salga del 14F “volverá a modificar la relación del futuro Gobierno de la Generalitat con España”, y eso, a su vez, va a impactar en la estabilidad del Ejecutivo de Sánchez.

“Tengo la impresión de que Pablo Iglesias forzará hasta límites insospechados la coalición Frankestein”, ha afirmado líder de Cs Cantabria, para quien es “fundamental para la estabilidad” el interlocutor del Presidente de España en Cataluña. “Pero todo seguirá girando en función de las necesidades de Sánchez para mantenerse en la Moncloa”, ha valorado, criticando que solo el líder socialista “tiene la llave que cierre la puerta a tanta canallada”, mencionando que “Iglesias no engaña y dice abiertamente lo que piensa y siente de España; Junqueras y Puigdemont ya han dicho, por activa y por pasiva, que lo volverán a hacer; Bildu sigue recibiendo a los asesinos como héroes”.

Respecto a la celebración de las propias elecciones, Álvarez considera que es “un auténtico despropósito” la decisión de mantener la cita electoral en plena pandemia. “Son los científicos, médicos, epidemiólogos, virólogos, etc., los que aseguran que celebrar elecciones, llamar a la gente a votar, hacer que vayan hasta los colegios electorales y a agruparse en torno a las mesas de votación, con una incidencia de casos que, aunque están bajando, son muy preocupantes y elevados, es una auténtica barbaridad”, ha criticado.

En este sentido, ha recordado que “desde Ciudadanos pedimos en su momento con insistencia que se aplazaran estas elecciones para que se pudieran celebrar con algo más de normalidad y sin poner en riesgo la salud de los catalanes, pero al final hay que respetar y acatar las resoluciones judiciales y se celebrarán el 14 de febrero en unas condiciones muy poco recomendables”.

¿Será posible un pacto en Cataluña? A tenor de las últimas declaraciones y de la actitud de los partidos en la política nacional, parece poco probable. A este respecto, Álvarez ha defendido que “nosotros propusimos un pacto con los partidos constitucionalistas para intentar ganar al independentismo en Cataluña”, y siempre que lo han considerado “necesario e importante para los españoles”, han apoyado iniciativas nacionales y autonómicas presentadas por los diferentes gobiernos. A su juicio, eso “da una idea de nuestra capacidad de dialogar y de llegar a acuerdos más allá de los intereses partidistas o si nos iba a salir bien o mal electoralmente”.

“Nadie puede decir que Ciudadanos no ha intentado ese acuerdo. Fueron otros los que lo rechazaron y tendrían que ser ellos los que lo expliquen”, ha sentenciado.

Comentarios