miércoles 27/10/21
POLÍTICA

De la Serna finaliza su ‘annus horribilis’ con el caos generado en las carreteras por la ola de frío

Su gestión de los problemas generados a miles de personas tanto en las carreteras como en las vías ferroviarias de España y las críticas generadas por ciudadanos y oposición ponen punto final a un 2016 marcado por la anulación del PGOU de Santander por el Supremo cuando él era alcalde.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna

La ola de frío que ha afectado a toda España ha puesto de manifiesto las carencias en la gestión del actual ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. Miles de pasajeros han quedado atrapados durante horas en trenes en Albacete a causa de la nieve, y otras tantas han pasado la noche en las carreteras sin poder salir de sus vehículos en la A-3 (que conecta Madrid con la Comunidad Valenciana) hasta que 230 militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha acudido en su ayuda. Y mientras todo eso ocurre, el que fuera alcalde de Santander ha defendido su gestión asegurando que “se ha hecho un gigantesco trabajo”, de “enorme complejidad”, en una “situación anómala e histórica”.

Dicho de otro modo, aunque ha pedido perdón por los problemas que hayan podido sufrir los ciudadanos, cuyas críticas se han producido por diversos medios, durante su comparecencia posterior al Consejo de Ministros de este viernes ha negado que las administraciones implicadas (Interior y Fomento) sean las culpables de lo ocurrido, algo similar a lo que ya hacía cuando era alcalde de Santander.

Asimismo, ha atribuido el caos generado a unas condiciones meteorológicas “excepcionales” porque ha nevado donde “normalmente” no se producen “estas nevadas”. “No se conocían fenómenos de estas características desde hace 30 años. Ha sido excepcional el volumen e intensidad de la nevada, que ha superado los 10 centímetros en las zonas cercanas al mar durante 48 horas”, ha subrayado el ministro.

A pesar de los avisos de la Agencia Estatal de Meteorología, Fomento no ha preparado un dispositivo diferente al que realiza todos los años, con las labores habituales de estas fechas como el uso de sal para evitar el bloqueo de las carreteras. En este sentido, ha afirmado que se revisarán para “mejorar” aquello que sea necesario.

El caos generado también ha tenido su vertiente política. A juicio de la oposición, lo ocurrido en las carreteras y en las conexiones ferroviarias demuestra falta de previsión por parte del Estado, por lo que los socialistas han pedido la comparecencia en el Congreso tanto de De la Serna como del ministro de Interior, Ignacio Cosidó.

PGOU de Santander

Lo ocurrido durante la ola de frío pone fin a un año 2016 marcado por la sentencia del Tribunal Supremo en la que anulaba el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Santander, gran proyecto urbanístico impulsado por De la Serna durante sus años como alcalde. La sentencia, hecha pública días antes de convertirse en ministro de Fomento, pone en una complicada situación el futuro urbanístico de la ciudad.

Y ante esta decisión judicial, la actitud tanto del actual ministro de Fomento como del resto del PP en Santander siempre ha sido la misma: pedir al Gobierno que solucione el problema creado por el equipo de Gobierno de De la Serna modificando la Ley del Suelo.

Algo similar ha ocurrido con los vecinos del Pilón, que han sido obligados a abandonar sus viviendas para que una constructora cree bloques de viviendas, sin que el Ayuntamiento ofrezca una alternativa para el realojo. De hecho, la salida la ha tenido que dar el Parlamento autonómico a través de una modificación de la Ley del Suelo.

Sin embargo, el caso más importante de la trayectoria urbanística de De la Serna en Santander, que tuvo su punto final con la sentencia del Supremo, fue el de Amparo Pérez, la mujer desalojada de su vivienda para poder construir un vial y que falleció en el hospital pocos días después de ser derribada su casa.

Más allá de decisiones judiciales o polémicas urbanísticas, el último año del exalcalde de la capital cántabra también ha estado protagonizado por polémicas políticas, como el desvío de fondos públicos de la concejala de Empleo, Noelia Espinosa, condenada a un año de prisión por malversación. Espinosa, que fue destituida por el acutal ministro de Fomento, fue uno de los fichajes estrella de De la Serna.

Comentarios