domingo. 26.06.2022

El diputado nacional por el PRC, José María Mazón, ha presentado una pregunta en el Congreso para saber si el Ayuntamiento de Santander puede limitar o condicionar la instalación de gasolineras en suelo productivo por motivos de interés general si están cerca de una instalación educativa o sanitaria o está prohibido por la Ley General de Hidrocarburos.

La intención de Mazón con esta pregunta es resolver la polémica que ha surgido en la ciudad a raíz de la instalación de una gasolinera en la calle Repuente 53, cerca del IES Cantabria, a la que se opone la comunidad educativa, y en la que el equipo de Gobierno PP-Cs afirma no tener competencias pues este tipo de instalaciones, en suelo productivo como es el caso, están reguladas por la Ley de Hidrocarburos, argumenta. En este sentido, la pregunta de Mazón plantea concretamente si puede el Ayuntamiento de Santander, en su planeamiento urbanístico, limitar o condicionar la construcción de gasolineras en ámbitos específicos y concretos del suelo productivo, siempre que se haga de forma motivada y en base a cuestiones de interés general como por ejemplo, de seguridad vial o de salud pública, que puedan afectar a centros educativos o sanitarios, o resulta prohibida cualquier restricción urbanística a las estaciones de servicio en suelos productivos por la Ley estatal de Hidrocarburos.

La intención, ha explicado en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por el portavoz municipal regionalista, José María Fuentes-Pila, es que el Gobierno de España "deje claro" si el Ayuntamiento puede intervenir si lo motiva. En caso afirmativo, "la pelota está en el tejado del Ayuntamiento", y en caso negativo, el PRC planteará al Gobierno nuevas iniciativas, como una proposición de ley para modificar la Ley de Hidrocarburos, o una interpelación general a la que siga una moción para que el Parlamento vote si es necesario o no modificar la citada normativa.

El regionalista espera que el Gobierno responda que, siempre que sea motivadamente y por interés general, el Ayuntamiento es "soberano" en su planeamiento. Y es que, en opinión de Mazón, el Ayuntamiento puede hacer modificaciones del planeamiento en suelos productivos, si están motivadas, aunque no con carácter general. De hecho, ha recordado que el Consistorio santanderino ya ha modificado las condiciones en suelo residencial. "Si el Ayuntamiento de Santander ha hecho una modificación y permite establecer limitaciones de distancia o de accesos en suelos residenciales, también lo podría hacer en suelos productivos", ha sostenido Mazón, que ha opinado que si en este caso el Consistorio no hace nada "es porque no ve motivos".

"Lo que no vale es que eche la pelota el Ayuntamiento al Ministerio", ha subrayado el diputado, que ha insistido en que, en su opinión, se puede hacer una modificación del planeamiento municipal "estableciendo determinadas condiciones en los suelos productivos de Santander". En este sentido ha apuntado que existe jurisprudencia, como la sentencia que afecta al Ayuntamiento de Gijón sobre la normativa de gasolineras, que se rechaza por falta de motivación, pero, según el diputado, "deja claro" que las competencias de urbanismo son de la Administración Local, que puede establecer condicionantes para limitar las distancias y accesos por interés general, si bien no distingue los tipos de suelo.

CRÍTICAS AL EQUIPO DE GOBIERNO

Por su parte, Fuentes-Pila ha criticado la "falta de diligencia y de ambición" de las concejalías de Urbanismo (Cs) y Fomento (licencias, PP), que además han tenido "dificultades para valorar" si una ordenanza puede ser o no tumbada en los tribunales.

"Tanto Ciudadanos como el Partido Popular han echado la culpa al empedrado y decir que esto es de la Ley de Hidrocarburos o de competencias autonómicas, y que ellos no tienen nada que hacer más que otorgar licencias", ha señalado el concejal, que ha dicho al titular de Urbanismo, Javier Ceruti, que "está muy bien hablar del urbanismo a 2050 pero su responsabilidad tendría que haberlo sido respecto al urbanismo del actual Plan General, a la supervisión de las necesidades reales de los vecinos y a chequear esos suelos productivos, industriales, mixtos y residenciales y hacer un diagnóstico de las necesidades".

Ante la situación de "enredo" en la que, en su opinión, se han movido los partidos "en este debate estéril", el PRC ha hablado con los consejeros y con su diputado nacional con el fin de conocer hasta dónde puede llegar la Administración local a la hora de establecer limitaciones a las gasolineras. "Es una situación que ha generado una notable alarma; difícilmente se podrá retrotraer la situación actual en Repuente 53 pero haremos todo lo posible para que esto no vuelva a ocurrir", ha asegurado el edil, que ha lamentado que Santander "se ha convertido en un bosque donde las gasolineras crecen como setas".

Comentarios