sábado 25/9/21
POLÍTICA

“Habrá gobierno en agosto. No se atreverán a salir a la calle si no se ponen de acuerdo”

Revilla considera que, aunque la situación “está muy complicada, vamos a salir adelante”, y ha pedido “un poco de paciencia” a los funcionarios.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, durante el homenaje a los funcionarios jubilados
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, durante el homenaje a los funcionarios jubilados

El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, ha admitido que "la cosa está muy complicada", en alusión a la coyuntura actual, pero se ha mostrado convencido a continuación de que "vamos a salir adelante".

El jefe del Ejecutivo lo ha dicho así en el acto de homenaje a los empleados públicos jubilados, celebrado este miércoles en la sede del Gobierno regional con motivo de la festividad de Santa Rita.

Revilla ha aprovechado su intervención para pedir "comprensión" y, también, "un poco de paciencia", a los funcionarios, porque "está la cosa muy jodida", según ha expresado el regionalista.

En su intervención, el también líder del PRC se ha referido, además de a la situación económica, a la coyuntura política, y se ha mostrado convencido de que tras la repetición de las elecciones generales el próximo 26 de junio en España "habrá gobierno en agosto".

En el Gobierno central "están en funciones y no funcionan", ha expresado Revilla

En este sentido, ha considerado que los dirigentes y candidatos de los distintos partidos que concurren a los comicios, en especial aquellos que tienen opciones de conformar y participar en el Ejecutivo, "no se atreverán a salir a la calle si no se ponen de acuerdo", como les ocurrió tras las votaciones del pasado 20 de diciembre.

Ahora, en el Gobierno central "están en funciones y no funcionan", ha expresado Revilla, para quejarse que en la actualidad, desde La Moncloa "no llaman a nadie".

"No hay Gobierno, pero hay cartas todos los días", ha contrastado el presidente autonómico, en alusión a las exigencias del Estado para el cumplimiento de los objetivos de déficit fijado a las comunidades autónomas.

Al hilo, Revilla ha señalado que el bipartito PRC-PSOE no ha podido "invertir" lo previsto al tener, por ejemplo, que "pagar" obras de la remodelación del Hospital Valdecilla o medicamentos para los enfermos de Hepatitis C.

Desembolsos que se han afrontado en un marco de menor recaudación, toda vez que el Ejecutivo del PP decidió bajar los impuestos durante la pasada campaña electoral, periodo durante el cual -ha apuntado- el PRC no prometió "nada", más allá de mantener la prestación de servicios básicos como la sanidad, educación y la atención a la dependencia, y "pagar las nóminas", así como aquello que "se compre o encargue".

Así las cosas, y a modo de ejemplo, el presidente ha mencionado el "esfuerzo" de su Gobierno para abonar parte de la paga extra suprimida a los empleados públicos, la de diciembre de 2012, a los que no se ha podido incrementar sus retribuciones más allá del 1% establecido.

De todas formas, Revilla ha pedido a los funcionarios que piensen en "los que están peor que nosotros", es decir, parados -cerca de 50.000 en Cantabria de los que la "mitad" no cobra prestación- o personas en el umbral de la pobreza -casi el 15% de la región, por debajo de la media nacional-.

Por todo lo anterior, ha pedido "comprensión" y "paciencia" a los empleados públicos, más en un contexto como el actual, con un Gobierno "desaparecido" hace "una pila de meses" y en el país "no se hunde", sino que "funciona" y "se mantiene" gracias los funcionarios, a los que Revilla ha expresado su "apoyo total".

"Este país no se concibe sin funcionarios", ha apostillado, para resaltar que él "siempre" ha defendido el trabajo de este colectivo, pues son los médicos, enfermeras, maestros y todas las personas que "llevan las cosas públicas".

Y a los que se jubilan -130 en Cantabria, de los que 60 han participado en el acto de homenaje- Revilla les ha dicho que tienen "un aspecto maravilloso" -"estáis para hacer la carrera de El Soplao", ha expresado- con el que van a empezar una nueva vida igualmente "maravillosa".

En este sentido, ha contrastado que antes, cuando una persona se jubilaba "era un viejo", mientras que ahora "es un joven", porque ahora "se vive mucho tiempo", unos quince años más que a comienzos del siglo pasado, de modo que a los que se jubilan "en teoría" les espera "media vida". Ésta es, a juicio de Revilla, "la mayor revolución de los últimos cien años". Y "hay que prepararse para vivir cien años", ha añadido.

Para finalizar, Miguel Ángel Revilla -que tiene 73 años- ha expresado su deseo de jubilarse algún día para dedicarse a aficiones como ir a pescar o jugar al tute.

En el acto de homenaje a los funcionarios del Gobierno cántabro que se jubilan también ha intervenido el consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, quien ha explicado que el objetivo de esta iniciativa es reconocer el "importante" trabajo que han desarrollado a lo largo de su trayectoria en beneficio de la administración pública y de los ciudadanos.

Algo que se ha hecho con "un pequeño detalle", un libro -'Cántabros del siglo XX'- y una insignia, además de un ágape y, sobre todo, "el cariño y reconocimiento" del Gobierno y de sus integrantes.

Comentarios