sábado 23/10/21
POLÍTICA

El Consejo Ciudadano de Podemos Cantabria rechaza el “chantaje” de José Ramón Blanco

Consideran que el secretario general trata de diluir responsabilidades, y aseguran que su iniciativa es una “clara muestra de rebeldía” contra los estatutos de la formación.

Los parlamentarios de Podemos en Cantabria
Los parlamentarios de Podemos en Cantabria

La crisis en el seno de Podemos Cantabria ha escrito este lunes un nuevo capítulo después de que el Consejo Ciudadano Autonómico (CCA) retirara su confianza al secretario general de la formación, José Ramón Blanco, y de que los Círculos hayan criticado la gestión del partido por parte de su círculo más cercano. En un comunicado, Blanco y otros nueve consejeros se han mostrado abiertos a una posible dimisión siempre y cuando el resto del Consejo Ciudadano lo haga también, obligando a unas primarias y a convocar a la Asamblea Ciudadana para votar un nuevo Consejo.

El resto del Consejo Ciudadano no ha tardado en responder, calificando de “chantaje” la propuesta de Blanco. A su juicio, “la crisis en la dirección de Podemos Cantabria es responsabilidad exclusiva” del secretario general y las “personas que formaron parte del desaparecido Consejo de Coordinación”. En este sentido, consideran que la disposición a dimitir responde a la pérdida del control de la mayoría en el CCA.

Según han explicado, siete de los consejeros que han firmado el escrito en el que instan a una dimisión conjunta del Consejo Ciudadano “son los que hasta su extinción han ejercido el control del CCA”. Entre los nombres están el del Secretario de Comunicación, Óscar Manteca; Política, Marcos Martínez; Organización, Lydia Alegría; y el responsable de redes, David González.

“El hecho de no reconocer al órgano ejecutivo legítimamente elegido ni sus decisiones es una clara muestra de rebeldía contra los estatutos de Podemos”, han declarado en un comunicado. Asimismo, consideran que Blanco “trata de diluir responsabilidades” al encontrarse en un “callejón sin salida”, impidiendo que la formación “pueda funcionar de manera correcta y a través de los órganos legítimos”.

Como han indicado, la propuesta del secretario general “niega la soberanía a Podemos Cantabria”, y en su lugar prefiere a una “gestora designada por Madrid”. “Esta declaración no se puede entender, por tanto, como una muestra de generosidad sino como una maniobra desesperada para mantener el control sobre el partido a través de la gestora y tener una salida honrosa de la Secretaría General”, han explicado.

Paso a un lado

Frente al “paso a un lado” de todo el Consejo Ciudadano que propone Blanco, el resto de consejeros apuesta porque solo lo hagan aquellos que, a su juicio, se han declarado en rebeldía, pues “de esta declaración se desprende que quienes la firman asumen que su proyecto a llegado a su fin”.

“No se puede ceder al chantaje, ni asumir una responsabilidad que solo corresponde a los que han estado, en solitario, gestionando el partido hasta la fecha”, ha argumentado el Consejo Ciudadano, quien asegura además que no se puede permitir que con la dimisión de todos los consejeros “se de vía libre a las prácticas que se vienen denunciando de opacidad” en las decisiones políticas y de enchufismo.

Finalmente, han asegurado que el encuentro de los círculos de Podemos Cantabria celebrado el pasado sábado, 16 de enero, permitió a los consejeros recoger las críticas al “ya extinto proyecto” de Blanco, y han revelado que el CCA “está trabajando para reactivar el contacto” con dichos círculos, “escuchar a los Consejos Ciudadanos Municipales” y hacerles partícipes en los procesos de decisión, trabajando con “valores de transparencia y participación”. 

Comentarios