viernes 25/6/21
TRIBUNALES

Dos hombres se enfrentan a 7.500 euros en multas por fotografiar a una osa y su cría en Asturias

Los hombres están acuasados de fotografiar a una osa y su cría
Los hombres están acuasados de fotografiar a una osa y su cría

Dos hombres serán juzgados este miércoles, 12 de mayo, al estar acusados de desobedecer al guarda del Medio Natural que les pidió que se alejasen de una osa y su cría mientras les hacían fotos, en Monasterio de Hermo (Asturias), un delito por el que la Fiscalía solicita sendas penas de 2.700 euros de multa. La Fiscalía solicita al Juzgado de lo Penal 2 de Oviedo que uno de los dos acusados abone además otra multa de 2.100 euros por su presunta autoría en sendos delitos de injurias contra agente de la autoridad en el ejercicio de su cargo y un delito leve de coacciones, como recogen varios medios de la comunidad vecina.

Según su escrito, el 12 de junio de 2019 el guarda del medio natural que estaba en la zona del cementerio de Monasterio de Hermo, en Cangas del Narcea observó a tres personas -dos de ellos los acusados- que se encontraban a unos 65 metros de donde estaban una osa acompañada de una cría, provistos de dos cámaras con teleobjetivos.

El agente les indicó que tenían que retirarse porque estaban muy cerca y podían molestar a los animales y transcurrido un tiempo y al comprobar que permanecían en el mismo lugar les pidió que se identificaran. Sin embargo, y siempre según la Fiscalía, uno de los acusados le dijo al guarda que tenía una autorización de la administración para realizar fotografías a los osos, por lo que éste le pidió que se la mostrase y se identificase.

El acusado, en tono de desprecio, según la versión fiscal, se negó a entregarla y le dijo que no les molestase, que le iba a denunciar, añadiendo que “esto lo arregla mi padre y prepárate si tienes antecedentes”. Ante esto, el agente les pidió de nuevo que se identificaran, negándose ambos, y pese a que el guarda del medio natural les enseñó su identificación y carné profesional, el acusado insistió en que no se iba a identificar.

A continuación, según la Fiscalía, el acusado le espetó al guarda: “Vosotros sois unos mierdas, que sé yo bien la clase de sinvergüenza que eres tú, lárgate de aquí”. Ante esta situación, el agente decidió grabar el audio con el teléfono oficial procediendo el acusado a arrebatárselo del bolso del forro polar y ante su requerimiento para que se lo devolviera, éste se negó. Seguidamente, ambos mantuvieron un pequeño forcejeo y finalmente el guarda logró recuperar el teléfono.

Comentarios