sábado 15/5/21
sucesos

Fallece un niño tras sufrir el ataque de un perro en una parcela de su abuelo

En la finca en la que han ocurrido los hechos el abuelo del pequeño posee una rehala de perros y, en un descuido, su nieto entró donde guarda a los animales y un perro le atacó, produciéndole lesiones en cuello y cabeza por las que finalmente ha muerto.

Un niño de entre cuatro y cinco años de edad ha fallecido tras sufrir lesiones en cabeza y cuello como consecuencia del ataque de un perro del que ha sido víctima en una parcela propiedad de su abuelo en el barrio de Pago de Pozuela, en Jaén capital.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil, el suceso se originó este viernes por la tarde, entre las 19,00 y las 19,30 horas, cuando un perro mordió al referido niño, que finalmente ha fallecido en la madrugada de este sábado en el Hospital Materno-Infantil de Jaén, al que había sido trasladado, según han indicado fuentes sanitarias.

La Guardia Civil ha abierto una investigación por este suceso, del que ha avanzado información 'Diario Jaén', de modo que, según han explicado fuentes del Instituto Armado, en la finca en la que han ocurrido los hechos el abuelo del pequeño posee una rehala de perros y, según los primeros datos, en un descuido, su nieto entró donde guarda a dichos animales y un perro le atacó, produciéndole lesiones en cuello y cabeza por las que finalmente ha muerto.

En la finca en la que han ocurrido los hechos el abuelo del pequeño posee una rehala de perros y, según los primeros datos, en un descuido, su nieto entró donde guarda a dichos animales y un perro le atacó

El perro es de cruce y se encuentra en un depósito

El perro que ha agredido de forma mortal a un niño de entre cuatro y cinco años de edad este viernes en una parcela propiedad de su abuelo en la zona residencial de Pago de Pozuela, en Jaén capital, es de cruce y está previsto que sea visto por un veterinario el próximo lunes en el depósito en el que se encuentra.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil, que ha abierto una investigación por lo sucedido, el perro no pertenece a la rehala con la que cuenta el abuelo del pequeño en la finca, aunque sí estaba en la parcela, por lo que por ahora no se tiene documentación del mismo ni tampoco si está catalogado como peligroso.

En ese sentido, las mismas fuentes han explicado que este lunes un veterinario va a verlo en el depósito en el que se encuentra para catalogar la peligrosidad del mismo, así como pedir la documentación necesaria al dueño del animal.

 

Comentarios