viernes 7/5/21
Sucesos

Agrede brutalmente a su pareja en plena carretera en Navarra y ante la presencia de su hija de apenas un año

La chica trataba de pedir auxilio a los coches que circulaban por la vía, hasta que un policía nacional fuera de servicio presenció la agresión e intervino.

Ezcaba
La chica, de nacionalidad rumana, no se atrevió a denunciar los hechos ocurridos, por lo que la Policía Foral actuó de oficio

No le importó que se encontrasen en medio de la carretera, ni tan siquiera que su hija de poco más de un año estuviera en el asiento de atrás presenciándolo todo. El pasado viernes, 7 de abril, un hombre agredió a puñetazos a su pareja en una carretera cercana a Ezcaba (Navarra). Un policía nacional fuera de servicio presenció la brutal paliza e intervino, junto con la Policía Foral, para conseguir detener al presunto maltratador.

Los hechos ocurrieron en la carretera NA-4210 de Ezcaba, cerca del conocido camping de la localidad cercana a Pamplona. En torno a las 14.50 horas, los coches que circulaban por esa vía podían ver a plena luz del día un coche orillado en el arcén y dos adultos fuera del vehículo. Se trataba de un hombre que estaba propinando varios puñetazos a su pareja, a la que además estiraba del pelo cruelmente; dentro del coche, viéndolo todo, estaba una niña pequeña. Así lo informa el medio Navarra.com.

El hombre propinó varios puñetazos a su pareja, mientras la estiraba del pelo para retenerla, mientras que la niña de un año se encontraba en el coche

La mujer trataba de pedir auxilio a los vehículos que transitaban por la carretera. Bien por miedo o bien por no percatarse de la gravedad de lo que ocurría a escasos metros, ninguno de los conductores se detenía. Hasta que un agente de la Policía Nacional fuera de servicio pasó en aquel momento por la carretera.

El policía detuvo el coche de forma que no provocase ningún riesgo para la circulación y puso en conocimiento de Sos Navarra la agresión que estaba presenciando, ante la que actuó reteniendo al maltratador. Por su parte el servicio de emergencia movilizó una patrulla de Policía Foral.

El agente no dudó en intervenir para salvar a la joven de los golpes y consiguió retener al agresor. Una patrulla de Seguridad Ciudadana de la Policía Foral se desplazó hasta el lugar indicado y atendió en primera instancia a la víctima y a su hija, que se encontraba sola dentro del coche.

niña agresion

Según informan fuentes de la Policía Nacional, cedieron las diligencias del caso a sus compañeros de la Policía Foral, que en ese momento tenían más recursos para hacerse cargo. Los agentes forales detuvieron al hombre y la chica, de nacionalidad rumana, no se atrevió a denunciar los hechos ocurridos. Ante las pruebas evidentes de la agresión y con el testimonio del agente fuera de servicio, la Policía Foral actuó de oficio.

El hombre detenido se enfrenta a un presunto delito de violencia de género y tendrá que personarse en un juzgado en Pamplona en próximas fechas.

Una vez que comprobaron que la víctima se encontraba en buen estado, los agentes de la Policía Foral trasladaron tanto la madre e hija hasta su domicilio habitual, en una cercana localidad de la Cuenca de Pamplona.