lunes 18/10/21
MIGUEL RODRÍGUEZ

“Sin el paraguas del Estado de Alarma es muy difícil que una comunidad autónoma lleve a cabo medidas restrictivas de libertad individual”

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez | Foto: edc
El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez | Foto: edc

En la mañana de este miércoles ha pasado por los micrófonos de ‘Cantabria en sintonía’ el consejero de Sanidad del Gobierno de Cantabria, Miguel Rodríguez, para analizar la situación sanitaria actual. El consejero ha explicado cuáles son las medidas que se deben adoptar para contener la curva de contagios y reducir el número de ingresos en hospitales.

El momento actual es realmente alarmante, ya que ayer martes sanidad ha sumado 44 hospitalizados y notificó 225 positivos, 72 de ellos en Santander. Mientras que la incidencia a 14 días fue de 372 casos por cada 100.000 habitantes. Así, el consejero de Sanidad ha apuntado que “no estamos disminuyendo todo lo necesario los contagios. Ayer hubo 225 positivos y en los próximos días seguiremos la misma línea, pero esperamos que disminuya. Hay que tener en cuenta que el tiempo de incubación que tiene el virus es de cinco o seis días, por lo que no se puede notar ahora mismo una bajada en los contagios. Actualmente la incidencia es muy alta en toda la comunidad y está focalizada en los grupos de edad más jóvenes. Al final eso se acaba transmitiendo a toda la sociedad y trasciende a otros grupos”.

Por otro lado, si comparamos la situación de ahora con la de hace justo un año, vemos que este 2021 se hacen más pruebas PCR. “Eso influye a la hora de diagnosticar más casos y en el tanto por ciento de positividad de los mismos. Lo que pasa es que el año pasado acabábamos de salir del confinamiento absoluto con una desescalada muy lenta y muy progresiva, pasando de una fase a otra en función de ir cumpliendo indicadores. En esta ocasión tenemos una situación distinta, porque ya teníamos muy libelarizado todo por decirlo de alguna forma y ese aumento de las relaciones sociales unido a otros factores como quitarnos las mascarillas, etc. Existe la sensación de que esto se había superado y que podíamos hacer vida normal y evidentemente eso no es así, el virus sigue ahí y por lo tanto tenemos que seguir con las medidas de prevención”.

Vacunar antes a los jóvenes no implica que se produzca una reducción en el número de ingresos en UCI

Del mismo modo, el alto número de contagios entre los más jóvenes ha abierto el debate sobre si debemos o no vacunar a los grupos de edad más jóvenes, algo que el consejero no acaba de ver con buenos ojos: “Vacunar antes a los jóvenes no implica que se produzca una reducción en el número de ingresos en UCI. Debemos tener en cuenta que la edad de los hospitalizados ha bajado, pero no están hospitalizados los de 20, están hospitalizados los de 40 y los de 50. Por lo tanto, se seguirá vacunado tal y como estaba previsto, por eso terminaremos con el grupo de 40 a 50 y seguiremos con el de 30 a 40”.

 

Del mismo modo, vacunar a los más jóvenes no implicaría una disminución en el número de contagios e ingresos, ya que, tal y como decía Miguel Rodríguez, “de los 44 ingresados que hay ahora en el hospital 16 estaban vacunados. Ocho de ellos con la pauta completa y ocho con una sola dosis. La vacuna nos da más protección, pero no supone una inmunización absoluta”.

El toque de queda sería útil para frenar la cadena de transmisión y reducir la incidencia de la enfermedad

Todas estas circunstancias han abierto el debate sobre la instauración de un nuevo toque de queda. En este sentido, Miguel Rodríguez apuntaba que: “Hay dos cuestiones. Por una parte sería útil para frenar la cadena de transmisión y reducir la incidencia de la enfermedad. De eso no hay duda. Pero otra cosa es que se pueda hacer. Porque sin el contexto de un estado de alarma no es posible sustentar la limitación de las libertades individuales. Es difícil asumir que nos autoricen eso judicialmente. Pero sin el paraguas del estado de alarma es muy difícil que una comunidad autónoma pueda llevar a cabo medidas restrictivas de libertad individual”.

Tras más de un año de pandemia, mucha gente ha criticado las medidas adoptadas durante este año, pero desde la consejería se han adoptado las medidas que eran necesarias: “Ha sido un año muy duro en el que hemos tomado muchas decisiones dolorosas. Pero ahí está el compromiso de la Consejería de Sanidad con la salud de los cántabros y las cántabras”.

Comentarios