viernes. 01.12.2023

La Universidad de Cantabria (UC) y la Consejería de Educación están trabajando en un nuevo mecanismo para designar a una persona procedente de la enseñanza Secundaria que se encargue de revisar los exámenes de la convocatoria extraordinaria de la EBAU y así evitar posibles errores como los cometidos en varias pruebas de la fase ordinaria.

Así lo ha avanzado el rector de la UC, Ángel Pazos, durante su participación en una nueva edición del Foro SER Cantabria celebrada este martes, en la que ha reconocido que existe "un exceso de celo" a la hora de mantener en secreto los ejercicios con el objetivo de evitar filtraciones, pues esto podría ser "infinitamente peor" que los errores ocurridos este año, ya que implicaría "parar las máquinas", cambiar la convocatoria y las fechas de matrícula. "Sería un caos". "Si -el examen- lo tiene una persona, el riesgo es x; si lo tienen dos, el riesgo es 2x", ha señalado para explicar por qué no se difunde a los profesores de Secundaria para que corroboren que las preguntas se ajustan a los contenidos impartidos.

Sin embargo, como ha dado a conocer hoy, la UC ya está pactando con la Consejería un nuevo mecanismo para que haya "otra persona de gran confianza" que revise las pruebas extraordinarias a las que los alumnos se someterán el próximo mes de julio.

Lo hará junto al todavía coordinador general de la EBAU, Jaime Bonaechea, que puso su cargo a disposición de la universidad tras salir a la luz los errores que contenían las pruebas de Lengua Castellana y Literatura, Historia de España y Latín, pero no será relevado hasta que termine todo el proceso, es decir, hasta después de cerrarse la convocatoria extraordinaria.

El rector ha asumido los fallos de estos exámenes -que consistieron en la inclusión de ejercicios cuyos contenidos no entraban en el temario o en la distribución errónea de los bloques de preguntas entre los que los alumnos pueden elegir- y ha destacado que ya se han asumido responsabilidades y se han aplicado soluciones para que no repercutieran en las notas, como así "se ha demostrado" tras conocerse las calificaciones el 16 de junio.

Además, ha señalado que, aunque se cree que elaborar los exámenes de la EBAU es "facilísimo", la pandemia hizo que se tomaran una serie de medidas "mucho más complicadas" y convirtió las pruebas "en un puzle".

MISMA EBAU PARA TODA ESPAÑA

Cuestionado en el Foro acerca de su postura sobre la posibilidad de hacer una prueba de acceso a la universidad que sea igual para todo el país, ha respondido que es "irrealizable" con un modelo como el actual, en el que las comunidades tienen sus competencias en educación. Eso sí, si cambiara el modelo, el rector no tendría "nada que decir" en contra de esa prueba generalizada. "¿Dónde hay que firmar?", ha apostillado.

Comentarios