lunes 24/1/22

La Real Sociedad Gimnástica y el Castro FC ofrecieron a los aficionados que acudieron a El Malecón un partido más disputado de lo esperado tras los primeros minutos de juego y que no se resolvió hasta la recta final. Los locales se llevaron la victoria por tres goles a dos gracias a un tanto de Óscar Marotías en el minuto 74 y empezarán 2022 en la cabeza de la tabla, con cinco puntos de ventaja respecto al segundo.

Pablo Casar apostó por un 1-4-3-3 de inicio con las novedades de Fer Torre, como pivote, y Hugo Vitienes, que regresó tras varias semanas lesionado. El joven torrelaveguense no firmó el mejor de sus encuentros y fue sustituido en el descanso, pero el veterano futbolista gimnástico destacó desde el inicio, teniendo la primera del encuentro con un remate de volea que se marchó desviado.

No perdonó el ‘7’ blanquiazul en la siguiente que tuvo. Tras un par de rebotes, Alberto Gómez filtró un pase picado, por encima de la defensa y en una baldosa, para dejar a Vitienes solo ante el portero, que disparó al fondo de la red para subir el primero al marcador.

Tres minutos pasaron hasta que llegó el segundo. Somavilla se hizo con el control del balón en la dentro del área, recortó por dos veces a su rival y definió cruzado, donde Endika no llegaba, para doblar la ventaja.

Volvió a aparecer Vitienes poco después para culminar una gran jugada colectiva con un remate al palo, cayéndose y rozando el tercero. El que no falló fue Cristiano, que en el 33 recortó distancias tras domar el balón en el área y disparar al palo corto.

Minutos de relax de la Gimnástica, que vio como, en el 37, Ander García le ganaba la espalda a la línea defensiva para plantarse ante Rafa Pedrero y hacer el empate antes del descanso, al que ambos conjuntos se marcharon con empate a dos.

De nuevo fueron los locales quienes dispusieron de la primera ocasión en la segunda mitad. Somavilla se hizo un hueco en la frontal del área y probó suerte, pero esta vez Endika sí que intervino para evitar el tanto.

Entre sustituciones de uno y otro equipo, con ambos entrenadores buscando tocar la tecla exacta para decantar la balanza a su favor, fue pasando la segunda mitad sin oportunidades claras. Tuvo que ser en una jugada a balón parado, gracias a un centro desde la banda derecha y a la indecisión del portero rival, como llegó el tanto del triunfo con un remate de cabeza de Marotías.

La Gimnástica se hizo entonces con el partido y pudo sentenciar hasta en dos ocasiones, pero Endika, anticipándose primero a un remate y repeliendo inmediatamente después un disparo, evitó que el marcador se moviese de nuevo.

El 3-2 final permite a los torrelaveguenses sumar otros tres puntos para mantener la ventaja de cinco respecto al Vimenor, que termina 2021 en segunda posición, y su condición de invicto en esta Tercera RFEF. Tras las vacaciones navideñas, los de Pablo Casar tendrán que afrontar dos encuentros a domicilio, su asignatura pendiente este curso, ante Siete Villas y Naval.

Comentarios