lunes 17/5/21
FÚTBOL

Javi Rozada no da con la tecla a una semana de empezar la competición

Los cántabros solo tuvieron los primeros 15 minutos buenos y perdieron con total justicia.
Partido del Racing
Partido del Racing

Último partido de pretemporada 2020-21 el que se daba cita en los Campos de Sport de El Sardinero. Los cántabros querían acabar de la mejor manera una preparación que en cuanto al juego ha sido irregular y que no ha acabado de engancharse al buen fútbol. Bien es cierto que a estas alturas lo importante está por llegar, el próximo domingo a partir de las 18:00 horas ante el Portugalete de Ezequiel Loza.

El técnico Javi Rozada daba de salida un once inicial que posiblemente tenga mucho que ver con su equipo titular al comienzo del campeonato. Por ello, este choque cogía tintes más interesantes si cabe aún.

PRIMERA PARTE

Con tres cántabros en el equipo inicial el Racing salía a por todas en el principio del encuentro, por ello, en el minuto 2 los santanderinos se ponían por delante en el marcador tras una gran jugada de Pablo Torre que daba un pase de gol a Álvaro Bustos que definía con el interior de manera fantástica al palo contario de la portería defendida por Mike Saizar. La conexión Bustos-Torre era letal a favor de los intereses verdiblancos y conseguían llevar de cabeza a la zaga vasca en los primeros minutos.

El conjunto vasco no se encontraba cómodo debido a la posesión y rapidez del juego de los hombres de Javi Rozada. Los primeros diez minutos de choque los cántabros estaban siendo muy superiores en los tres cuartos de campo, juego intenso, recuperaciones rápidas tras robo, en definitiva, partido perfecto para los de Javi Rozada.

Pasado los minutos de la avalancha racinguista, el choque se volvía, a medida que avanzaba, un poco más igualado, pero siempre con el dominio santanderino y con un control visible en el aspecto futbolístico. Los visitantes cuando creaban peligro siempre era o en jugadas a las espaldas de la defensa o en segunda jugada de balón parado.

En el minuto 31 los hombres de Iñigo Vélez daban el susto a las gradas del Sardinero en una jugada que tras varios rechaces a bocajarro de los atacantes vascos iba a poner a prueba a Luca Díaz. El Amorebieta en los instantes finales se iba creyendo poco a poco sus posibilidades a base de fútbol intenso en la zona medular. En la última jugada de la primera mitad los vizcaínos iban a conseguir el empate tras un rechace desde la frontal, en el que Iker Seguin disparaba un tiro al palo de Lucas Díaz.

SEGUNDA PARTE

En el inicio del segundo acto el ritmo del partido era más lento, no había la intensidad del comienzo de la primera parte, los protagonistas del tapete del El Sardinero se les veían con las ideas menos claras. El juego estaba mucho más previsible por ambas escuadras. No obstante, el Amorebieta se encontraba cómodo en el terreno de juego sin mucho sufrimiento y sin embestidas racinguistas dignas de mención.

El sistema que había impuesto como en toda la pretemporada Javi Rozada del 4-3-3 no conseguía dar sus frutos, básicamente porque en el centro del campo no había un mando claro, y eso hacía que las líneas se separasen en demasía. A medida que avanzaba la segunda parte se veía con más claridad que a los verdiblancos les faltaba un líder, un futbolista que diera los tiempos y sobre todo la sobriedad en el juego.

Un posible General de mando como es Martín Solar estaba viendo el partido en el minuto 54 en el banquillo, y no daba visos de imponer sus órdenes en el césped de El Sardinero. Javi Rozada hasta día de hoy no le ha dado la confianza de disputar los mejores minutos de la pretemporada.

En el minuto 64 el técnico asturiano hacía un cambio de sistema al sacar a Nana, Iñigo y Cedric y colocaba en el campo un 4-4-2 en rombo para intentar poner más intensidad y juntar unas líneas que estaban muy separadas. Trascurridos unos minutos el entrenador verdiblanco dio entrada a Martín Solar y a Javi Siverio con su correspondiente cambio táctico 3-5-2. El asturiano no sabía ya que tecla tocar para que su equipo pudiera funcionar.

El Racing en el último tramo era un despropósito, sin ideas y sobre todo sin saber a qué jugar, por ello, en el minuto 88, tras una jugada embarullada, el Amorebieta sacaba los colores al cuadro cántabro con un gol de Aitor Arregi. Los nervios comenzaban a aflorar ya que los verdiblancos se veían incapaces de poder al menos acercarse al área rival.

En definitiva, un partido el disputado por la escuadra de la capital cántabra que no pasará a los anales de la historia, dejando bastantes dudas para el comienzo del campeonato, mucho trabajo tiene todavía Javi Rozada por hacer.

Racing: Lucas; Diego Ceballos, Jordi Figueras, Álvaro Mantilla, Pablo Andrade; Alberto Villapalos, Ismael Benktib, Pablo Torre; Álvaro Cejudo, Jon Ander Pérez, Álvaro Bustos. (Cedric m.64), (Iñigo m.64), (Nana m.64), (Martín Solar m.75), (Javi Siverio m.75).

Amorebieta: Mikel Saizar; Aitor Arregi, Iker Bilbao, Iker Unzueta, Koldo Obieta, Iker Seguin, Mikek Zarrabeita, Gorka LLarruzea, Jon Irazábal Aimar Sagastiebeltza, Asier Etxaburu. También jugaron: Mikel Goiría, Aitor Aldalur, Beñat Garro, Ekaitz Molina, Mikel Álvaro, Unai Uberuaga, Oier Garai, Iñigo Orozko.

Árbitro: David Iglesias Gutiérrez del colegio cántabro. Mostró tarjeta amarilla a Villapalos. Por parte visitante a Aitor Aldalur.

Goles 1-2 

Incidencias: Octavo partido de pretemporada del conjunto cántabro ante 1000 personas en los Campos de Sport de El Sardinero.

Comentarios