jueves 21/10/21
CULTURA

Un veterano de la radio en Cantabria

Oskar Sánchez cumple 20 años al frente de Noche de Rock, uno de los programas más emblemáticos de la radio cántabra. 

13000608_10154119378414776_1206924693_o
Para celebrar este aniversario ha organizado un multitudinario concierto

Oskar Sánchez cumple 20 años al frente de Noche de Rock, uno de los programas más emblemáticos de la radio cántabra. Para celebrar este aniversario ha organizado un multitudinario concierto que contará con algunos de los grupos más en liza de la escena rock actual.

Noche de Rock es uno de los programas más veteranos de la radio en Cantabria ¿qué balance haces de este tiempo?

NdR ocupa gran parte de mi día a día y ya he pasado más años de mi vida haciendo esto que sin hacerlo, por tanto en estos veinte años ha habido un poco de todo. Muchos momentos inolvidables, muchísimo trabajo, unos cuantos disgustos y algunas decepciones. En general el balance es positivo, porque me ha permitido conocer muy a fondo el underground cultural que me rodea y darme cuenta paulatinamente de que aquí al lado tenemos propuestas tan interesantes como cualquiera que pueda venir de mucho más lejos o que cuente con más medios.

¿Cómo vais a celebrar este XX Aniversario?

En esencia es una fiesta como la que organizamos cada año, contando con bandas locales y nacionales de las que habitualmente pinchamos en el programa y aparecen en nuestra web. Nos gusta utilizar Noche de Rock para dar notoriedad a buenas bandas no tan conocidas. Este año al ser un número tan especial vamos a celebrarlo en el Escenario Santander, un lugar con mayor capacidad de lo habitual y que nos brinda la posibilidad de hacer este festival, contando con cuatro bandas que serán; Memorandum que acaban de presentar un primer álbum increíble con base en el rock / metal muy experimental; Karonte, que celebran también sus veinte años y son una auténtica referencia de la música extrema en la península; Mountain Stew que también presentan primer disco, centrado en un sonido stoner rock, y con una gran proyección para los próximos años y por último Quaoar, una increíble banda que se mueve entre sonidos progresivos y grunge, que resultaron el disco más importante de 2015 a nivel internacional para los oyentes de nuestro programa en la encuesta que organizamos cada año. Será el 11 de Junio, a partir de las 20:30 y esperamos que además de ver grandes conciertos sea una ocasión para reunir a toda la gente que en este tiempo de una u otra forma ha estado conectada con nosotros.

Nos gusta utilizar Noche de Rock para dar notoriedad a buenas bandas no tan conocidas

Empezasteis como un programa regional y ahora emitís en Latinoamérica, ¿cómo ha surgido esta evolución?

La revolución tecnológica de los Home Studios e internet ha conseguido que cualquiera que tenga una propuesta tenga la oportunidad de mostrarla de manera sencilla e inmediata en cualquier parte del mundo. En algunos momentos de nuestra historia emitir vía FM se complicó y fuimos buscando otras salidas. Todas esas puertas que se fueron abriendo poco a poco han seguido ahí, en este momento tenemos las dos cosas, la emisión en directo a través de una radio regional y varias reposiciones en otras emisoras de diversos lugares gracias a nuestro Podcast.

¿Cómo ha evolucionado la radiofórmula en estos veinte años?

Desde el principio planteamos el programa como una batalla abierta a la radiofórmula, ya que esa forma de radio estrecha las miras de quien escucha. Se basa en la repetición de la misma canción infinidad de veces hasta que es inevitable que la conozcas. Anula la capacidad de discernir y definir el propio gusto, ya que tiene unos patrones muy férreos en cuanto a la duración, producción y estructura de las canciones. En estos veinte años ha ido claramente a peor. En los ochenta se pinchaba pop y rock, en los noventa la ola del grunge abrió la puerta comercial a muchos sonidos distintos. Después de eso el paradigma cambió radicalmente centrándose en cantantes solistas y músicas cortadas por idéntico patrón. Ya no hay nada de espacio para la creatividad, no digamos ya para la música local.

Desde el principio planteamos el programa como una batalla abierta a la radiofórmula, ya que esa forma de radio estrecha las miras de quien escucha

¿En qué momento se encuentra la escena rock española?                 

Hay dos niveles muy claros. Por un lado el más visible, en el que pasan pocas cosas diferentes, parece que no hay mucha renovación de nombres y algunas bandas repiten el mismo álbum una y otra vez, y luego, menos a la vista, te encuentras con infinidad de bandas y proyectos mucho más atrevidos y elaborados, con gente que depende menos del número de discos que vendan y que sirven más a sus propia creatividad. Ahí es donde encuentras verdaderas joyas, y en ese sentido tenemos una escena sanísima, aunque como siempre lo más complicado es la ausencia de estructuras firmes que sostengan todo esto más allá del underground, y que los que gestionan los recursos de todos aprendan a ver todo este movimiento como un valor cultural y al menos no entorpezcan su libre discurrir.

¿Qué proyectos de futuro tenéis para el programa? -¿Esperas cumplir otros veinte años más?

De momento estamos muy centrados en el tema de la fiesta. El proyecto es seguir adelante intentando dar voz a quien tenga algo de contar y sirviendo de vínculo entre distintas propuestas. Tenemos mil bandas para entrevistar, mil discos que poner y poco tiempo disponible. Así que la idea es intentar seguir dando salida a todo ello de la mejor manera posible y durante el mayor tiempo posible. ¿Veinte años más? Quién sabe, mientras tengamos posibilidad y fuerzas seguramente aquí estaremos.

Comentarios