viernes. 09.12.2022
TEATRO

'Y el mundo sigue andando' cierra el viernes Las Noches de la Teatrería

La obra, basada en cuatro historias escritas y dramatizadas por Andrés Cavallin, cierra este viernes el ciclo 'Las noches de la Teatrería'.

teatreria

 'Y el mundo sigue andando' cierra este viernes, 24 de agosto, el ciclo Las Noches de la Teatrería de la compañía cántabra Ábrego.

La obra se trata de un montaje basado en cuatro historias escritas y dramatizadas por el mismo actor, Andrés Cavallin, que desgrana el proceso de cómo la memoria nos va acercando a lo real, matizando lo imaginado. "Una presencia invisible que viaja de orilla a orilla". De esta manera, con estas "historias de ida y vuelta" el autor irrumpe en La Teatrería con un tono "jocoso, a veces desgarrado" en las partes que componen esta pieza de vocación autobiográfica.

La obra cuenta el viaje desde la infancia en el río de la Plata hasta el presente en tierras catalanas. El autor habla, a lo largo de una hora, de recuerdos, de inmigración y de integración, con poesía, humor, alejado de la superficialidad y donde desnuda sus emociones. Desde la Teatrería, subrayan que "nos conduce a un lugar que es un punto de encuentro con nosotros mismos, y un espejo donde reflejarnos y reconocernos", para indicar que unos cajones de verduras 'jaulas' como único recurso escenográfico permite recrear espacios llenos de magia donde la narración cobra vida y el actor encama diferentes personajes.

La obra aborda a los inmigrantes europeos que trabajaban en la Pampa y lo que aprendió de ellos. La historia de un niño perdido en medio del campo, hundido en el fango, que cuenta sus ilusiones, sus promesas y esperanzas. De la misma manera, plantea la excusa autobiográfica para rescatar lo bueno y lo malo del pasado y justificar la partida. Un viaje disparatado a Italia, en busca de sus raíces. Un espiritual cantado aquí en Catalunya y a 10.000 kilómetros de distancia: en Argentona (Argentina) que es a la vez un recuerdo lejano y un impacto en la actualidad, una jugarreta del destino.

Comentarios