viernes 27/5/22
SANTANDER

La Remonta se abre al público con un parque de 10 hectáreas con circuito peatonal y ciclista

Cada una de las dos entradas cuenta con una gran plaza con zonas estanciales en las que se ha plantado vegetación y árboles autóctonos.

El Estado cederá La Remonta a Santander, pero no de forma gratuita
El parque de La Remonta ya puede visitarse

La finca de La Remonta se abre por primera vez a los santanderinos que, desde este jueves, pueden disfrutar de un gran parque de 10 hectáreas con un circuito peatonal y ciclista de casi 900 metros de longitud pero también de sus características medioambientales.

Tras siete meses de obras, que han sido ejecutadas por la empresa Teginser con una inversión municipal de 482.000 euros, la apertura de este parque permitirá a vecinos y visitantes acceder a esta finca, propiedad del Ministerio de Defensa y hasta ahora cerrada al público.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, junto al delegado de Defensa en Cantabria, Ignacio Yáñez, ha asistido a la inauguración de este espacio, que ocupa una tercera parte de la finca y que abrirá al público de 8:00 a 20:30 horas en invierno y de 8:30 a 21:30 horas en verano.

Igual ha ensalzado que este próximo domingo, 5 de febrero, y los siguientes sábados del mes se realizarán visitas al parque para que los vecinos lo vayan conociendo y vean como aquí podrán disfrutar caminando, montando en bici, haciendo running o pasando el día en la pradera.

Y es que este nuevo gran parque está atravesado por un paseo peatonal de 3,6 metros de ancho y un carril bici de 2,4, ambos paralelos y de casi 900 metros de longitud y separados por una mediana vegetal con 21 especies de flores.

Junto a estos dos circuitos, que entre ida y vuelta suman 1,7 kilómetros, se realizará próximamente un circuito de running, con tres distancias de 1.800, 1.200 y 900 metros.

Estos circuitos, de los que ninguno tiene pendientes superiores al 8%, se podrán iniciar desde las dos entradas al nuevo parque, una en Campogiro, frente a la urbanización Las Palmeras, y pasado el cuartel de la Guardia Civil, cerca de la peña de Peñacastillo.

Dos plazas estanciales

En ambas entradas, hay una gran plaza con zonas estanciales, en las que se ha plantado vegetación y árboles autóctonos y se han instalado bancos de piedra natural artificial.

La alcaldesa ha indicado que este parque está separado del resto de la finca por un vallado perimetral y cuenta en toda su extensión con farolas de 4,3 metros de altura, separadas cada 20 metros y que son de tecnología led.

Para crear el parque, se ha procedido a la limpieza y desbroce de un total de 19.000 metros cuadrados, se han colocado 3.500 metros cuadrados de pavimento coloreado para el paseo peatonal y otros 7.200 para el carril bici.

Además, se han sembrado casi 13.000 metros cuadrados de césped, se han plantado 142 nuevos árboles y 1.438 arbustos.

Elementos ambientales

En el diseño del parque, que es un trabajo del estudio de arquitectura Battle i Roig -el mismo que se encargó del parque de Las Llamas-, ha contado con la colaboración de la organización conservacionista SEO/BirdLife.

Uno de sus técnicos, Ignacio Fernández, ha sido el encargo de explicar los elementos ambientales y de conservación que destacan en este nuevo parque. El más importante es la charca, un lago artificial con más de 200 años de existencia y que se ha convertido en un importante humedal en el residen o invernan numerosas aves acuáticas.

Fernández ha recordado que esta charca la mandó construir el conde de Campogiro y, con el paso de los años, este espacio artificial se ha transformado en uno de los humedales más importantes del municipio, de ahí la importancia de su conservación que ha puesto de relieve este jueves, jornada en la que precisamente se conmemora el Día Mundial de los Humedales.

Junto a la charca, cuyo área se ha desbrozado para que sea más visible por los visitantes, se ha instalado un panel informativo, al igual que se ha hecho en diferentes biotopos generados a los largo del trayecto de los circuitos.

Además de instalarse cajas nido para aves y murciélagos por todo el parque, se ha creado en ambos accesos "un hotel de insectos y reptiles", unas estructuras metálicas en cuyo interior a maderas y piedras en las que se reproducirán diferentes especies y que estarán muy pobladas a lo largo de la primavera y el verano.