martes 21/9/21
SUCESOS

La Policía busca a los miembros de una violenta banda que atemoriza los botellones de Cantabria y Euskadi

La Policía Local de Santander ha denunciado a 23 personas por hacer botellón
Son responsables de la brutal agresión a un joven en Amorebieta

La Ertzaintza detuvo la pasada semana a ocho personas en relación a la paliza sufrida por un joven en Amorebieta (Vizcaya), que le mantiene ingresado en estado grave en el hospital de Cruces.  La investigación sigue abierta y no se descartan nuevos arrestos, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad. Los hechos ocurrieron alrededor de las tres de la madrugada en un parque de Amorebieta, cuando se inició el altercado, en el que el herido empezó a recibir diversos golpes por parte de un grupo de jóvenes, mientras se grababa la agresión en un vídeo que ha sido difundido en las redes sociales. El joven fue trasladado al hospital de Cruces, donde sigue ingresado con pronóstico grave. Por su parte, la Ertzaintza, en colaboración con la Policía Municipal de Amorebieta, continúa trabajando en la identificación y localización de todos los autores de la brutal agresión.

LHK

Los detenidos integran una banda juvenil, denominada 'Los Hermanos Koala' y cinco de ellos son menores. Se trata de una banda con antecedentes delictivos, conocidos por la Policía por ser "una banda conflictiva y violenta". Los mismos son conocidos bajo las siglas LHK. El mayor de los detenidos, de 38 años, cuenta con antecedentes por robo. Se trata de un grupo que "ahora se reemerge y se reorganiza a través de una generación más joven". Los miembros guardan relación con diversos incidentes registrados en varias localidades vizcaínas y también en la zona oriental de Cantabria. 

AGRESIÓN EN AMOREBIETA

Eugenio, el padre del joven de 23 años agredido en la localidad vizcaína de Amorebieta por un grupo de personas, ha afirmado que su hijo se encuentra en estado "muy grave", aunque ha añadido que los médicos "son optimistas". Un amigo de la familia ha confirmado la situación de gravedad de la víctima: "Se debate entre la vida y la muerte".

Muy abatido, Eugenio ha dirigido unas breves palabras a los medios de comunicación en el exterior del hospital de Cruces, en Barakaldo, donde se encuentra ingresado el joven. El padre le ha visitado después de que ayer fuera sometido a una intervención quirúrgica. 

Comentarios