lunes 29/11/21

La Audiencia Provincial de Cantabria juzgará este lunes, 8 de noviembre, a un hombre que agredió a otro con un "fortísimo puñetazo" que le produjo lesiones de gravedad en la cabeza, y para el que la Fiscalía pide cinco años de prisión.

Según el escrito de calificación del fiscal, cuando la víctima y sus dos hijos cruzaban un paso de peatones, se produjo "un leve cruce de insultos" entre uno de los chicos y el acusado, que conducía un vehículo. Minutos después, el acusado se encontraba en un parque próximo y el padre de los chicos se acercó a él "a recriminarle que hubiera insultado a su hijo, enzarzándose en un leve encontronazo".

Cuando ya se alejaban, el agresor se acercó por el lateral derecho al otro hombre y le propinó "un fortísimo puñetazo, sin que éste nada pudiera hacer para defenderse".

Como consecuencia del golpe, sufrió un hematoma agudo en la cabeza que afectó a todo el hemisferio derecho, así como una fractura temporo-parieto-occipital. Además, al caer al suelo "por la violencia del puñetazo" y golpearse en la cabeza, también sufrió una fractura en la base del cráneo y un ictus agudo.

Las lesiones requirieron 360 días de atención sanitaria, le han quedado "importantes secuelas" y se le ha declarado incapacidad permanente total para su profesión habitual.

La Fiscalía considera que los hechos constituyen un delito de lesiones y, además de los cinco años de prisión, solicita una indemnización de 278.000 euros para la víctima y de 36.500 para el Servicio Cántabro de Salud por la atención prestada. También pide la prohibición de acercamiento y comunicación con el agredido, que ya impuso el juzgado de guardia tras los hechos.

Por su parte, la acusación particular que ejerce la víctima pide una condena de ocho años de cárcel y una indemnización de 474.000 euros.

El juicio se celebrará a partir de las 9.30 horas en la Sección Primera de la Audiencia Provincial.

 

Comentarios