domingo 28/11/21
CANTABRIA

Lidl convoca huelga general el 4 de julio en Cantabria

El comité de empresa toma la decisión ante la negativa de la empresa de llegar a un acuerdo en la modificación del nuevo convenio, que con las condiciones actuales "nos quitan lo conseguido y luchado durante años de un plumazo”.

Trabajadores de Lidl frente al establecimiento del Polígono Los Ochos de Torrelavega
Trabajadores de Lidl frente al establecimiento del Polígono Los Ochos de Torrelavega

El comité de empresa de la cadena de supermercados Lidl en Cantabria ha convocado una huelga general en sus tiendas de Santander, Astillero, Torrelavega, Reinosa, Laredo y Castro Urdiales para el próximo lunes, 4 de julio, desde las 9:00 hasta las 22:00 horas.

El motivo es la negativa de la empresa de llegar a ningún acuerdo en el nuevo convenio que pretende que firmen los trabajadores, y con el que, según el presidente del comité, Carlos Fernández, pierden las condiciones conseguidas con el actual acuerdo.

En este sentido, Fernández ha asegurado que los trabajadores habían logrado un acuerdo en el punto acerca de la apertura obligatoria de todos los domingos, pero no en la eliminación del plus de antigüedad. Según ha revelado a este diario, la razón “no es por dinero”, sino “por miedo” a que el caso de Cantabria se traslade a otras partes de España y no se pueda llevar a cabo el convenio.

Según Fernández, el argumento esgrimido por la empresa es que, de aceptarse las condiciones que quieren los trabajadores cántabros, otras comunidades podrían seguir este ejemplo

Y es que, según ha narrado, el argumento esgrimido por la empresa es que, de aceptarse las condiciones que quieren los trabajadores cántabros, otras comunidades podrían seguir este ejemplo, negándose a firmar el convenio. “Con esto nos quitan lo conseguido y luchado durante años de un plumazo”, ha aseverado Fernández, quien ha afirmado además que “no pedimos nada salvo que nos dejen” con las condiciones que actualmente tienen.

Esta sería la justificación, según ha explicado, de que la dirección, tras mantener cuatro reuniones con los trabajadores, haya perseverado en su decisión de “mantener todos los aspectos del nuevo convenio estatal de Lidl, a pesar de que perjudican claramente a los trabajadores de Cantabria”.

Convenio en Llodio

Además de la “intransigencia” que ha mostrado la empresa, se dan “nuevas circunstancias que agravan más el problema”, ha aseverado Fernández, ya que “hemos averiguado que la empresa no va a aplicar el recién rubricado convenio estatal en el País Vasco”.

Según ha explicado, una compañera de CCOO en el País Vasco está llevando adelante la negociación de la plantilla en Llodio, aunque la dirección en Cantabria asegura que “no saben nada”. Tal y como ha revelado Fernández, la negociación en la comunidad vecina está a falta de dos aspectos, algo que “no quieren que el resto del Estado sepa”.

“Es paradójico e indignante que la dirección de Lidl defienda un único convenio para todo el territorio nacional y a la vez negocie acuerdos puntuales con algunas provincias o municipios”, ha apostillado Fernández

“Es paradójico e indignante” que la dirección de Lidl defienda un único convenio para todo el territorio nacional, a pesar de que se empeoran las condiciones laborales de muchos trabajadores, no acepte rebajar ninguna de sus pretensiones, a pesar de que los empleados “damos nuestro brazo a torcer” en bastantes aspectos, y a la vez negocie acuerdos puntuales con algunas provincias o municipios” ha apostillado Fernández.

Asimismo, ha reconocido que el convenio que la empresa quiere imponer en Cantabria es conveniente para muchos trabajadores “de Madrid para abajo”. “Ellos están en peores condiciones”, ha afirmado, por lo que el contenido de ese acuerdo les beneficiaría.

Futuras huelgas

Ante este escenario, el comité de empresa ha advertido que el 4 de julio “solo va a ser la primera de las muchas movilizaciones que se convocarán para resolver el futuro laboral de los trabajadores de Cantabria”.

“Habrá nuevas huelgas, no nos podemos quedar aquí”, ha asegurado Fernández ante la posibilidad de que la empresa siga mostrándose intransigente. “Si lo dejamos, cuando se firme otro convenio dentro de cuatro años volverán a ofrecer a la baja”, ha concluido.

Comentarios