jueves. 01.12.2022
ESTAFA

Así estafan a los clientes de Unicaja en Cantabria

Han denunciado 400 clientes en la región, que han perdido cantidades que oscilan entre los 3.000 y los 40.000 euros y han cuantificado en alrededor de 3 millones de euros el total del dinero robado

Unicaja Banco acepta pagar parte del dinero estafado a cambio de que el cliente no reclame | Foto: Archivo
Unicaja Banco | Foto: Archivo

Las denuncias por estafas a clientes de Unicaja en Cantabria son cada vez más, y a las 400 personas que ya han denunciado se siguen sumando nuevos afectados.  Las víctimas de este tipo de robo en otros bancos son "esporádicas" pero, en el caso de Unicaja rondan las 8.000 en toda España y en Cantabria pueden superar las 400, como consecuencia de los problemas de seguridad que se produjeron en el momento de la fusión. 

Los clientes estafados han perdido cantidades que oscilan entre los 3.000 y los 40.000 euros y han cuantificado en alrededor de 3 millones de euros el total del dinero robado. El ‘modus operandi’ de los estafadores es tan sofisticado que es prácticamente imposible identificar el engaño pues utilizan números telefónicos y canales de SMS idénticos a los de esa entidad bancaria. Las víctimas reciben llamadas y mensajes identificados como del propio banco, desde donde se hacen pasar por trabajadores de la entidad bancaria que les advierten de que alguien está intentado hacer una transferencia desde su cuenta bancaria. Además, los estafadores conocen a la perfección todos los movimientos bancarios realizados en los últimos días por el cliente en cuestión, lo que evidencia que tienen acceso a su cuenta, algo que hace que las víctimas confíen en que realmente están hablando con su banco. Para que puedan recuperar el dinero de la transferencia, los clientes tienen que facilitar un código de anulación a través del cual se supone que se procede a la "anulación" de la misma. Así, los estafadores se hacen con el dinero robado, mediante transferencias y pagos de bizum realizados desde las cuentas bancarias de clientes sin su consentimiento.

 

Los estafadores se han hecho con miles de datos bancarios de clientes de Unicaja, números de cuenta, usuarios y contraseñas, desde el pasado mes de junio, cuando tuvo lugar la fusión con Liberbank y se produjo una brecha en los sistemas de seguridad del banco durante el proceso de integración tecnológica, por lo que entienden que la entidad debe hacerse cargo.

Según han explicado, Unicaja "ha rechazado cualquier responsabilidad" en esas estafas, a pesar de que se cometieron utilizando números telefónicos identificados con los de la propia entidad, y a diferencia de lo que han hecho otros bancos en los que se han registrado casos similares y que sí han restituido las cantidades robadas a sus clientes.

Las víctimas, en un intento de lograr una solución sin necesidad de acudir a la vía judicial, solicitaron la mediación de Revilla para tratar de que la entidad bancaria "asuma" su responsabilidad en el fallo de seguridad que a su juicio ha hecho posible la proliferación de este tipo de delito.

Comentarios