viernes. 24.05.2024

El diputado nacional y concejal en el Ayuntamiento de Santander por Vox, Emilio Del Valle, ha negado este domingo que el partido esté "en crisis" y ha previsto "alguna medida" contra el diputado regional Cristóbal Palacio por votar en sentido diferente a su grupo en el Parlamento de Cantabria.

Una votación que se produjo después de que en marzo el Parlamento fuese testigo de la división interna en el partido de extrema derecha. Dos de sus diputadas apoyaron la retirada de dedicación exclusiva de Palacio, que solo tuvo el apoyo del otro diputado de la formación de ultraderecha.

"Desconozco lo que se vaya a hacer", ha continuado Del Valle, quien ha reiterado "que desde el partido a nivel nacional se tomará alguna medida, pero desconozco cuál". "Hasta donde yo sé, hay un problema en dos acciones que se ha votado distinto a lo que ha dicho el partido", ha añadido. Al hilo, Del Valle ha recordado en una entrevista a RNE, recogida por Europa Press, que en marzo dejó la presidencia de Vox en Cantabria porque "la actividad del partido la tenía abandonada", ya que a su mujer le detectaron una enfermedad rara.

Según ha subrayado, "por la costumbre" en España cuando ha habido diputados nacionales que no han votado lo que dicta el partido, esas personas no vuelven a repetir en las listas. "En este caso supongo que si este diputado (Palacio) sigue en la línea que está, pues que la primera medida será que no vuelva a repetir en listas", ha opinado.

Asimismo, ha confesado que le "preocupa la imagen de desunión" que está dando Vox con esta situación porque el partido, afirma, "está más unido que nunca".

Una situación que contrasta, y mucho, con lo ocurrido en el seno de Vox desde el mes de diciembre, cuando en la tradicional cena de Navidad no se presentaron ni Palacio ni el otro diputado de extrema derecha, Armando Blanco. Desde entonces, se han ido sucediendo una serie de acontecimientos que han dado cuenta de lo que Del Valle califica únicamente como “problemas”, como la dimisión de Niko Gutiérrez, presidente de Vox en Vizcaya, que dejó de ser asesor en el Parlamento cántabro.

A esto se suma el hecho de que en enero de este mismo año el líder de la formación de extrema derecha, Santiago Abascal, avanzó un cambio en la Ejecutiva que no incluyó a ningún dirigente cántabro a pesar de la mejora del partido en la región.

"Todos los partidos tienen problemas, pero a Vox quizás se le mira más con lupa y sobre todo, se comentan más las cosas y se engrandecen más las cosas de lo que realmente está ocurriendo", ha opinado al respecto. Así, ha lamentado que haya titulares en prensa hablando de "una nueva crisis y nada de eso", ha dicho Del Valle, quien ha quitado peso a los votos en sentido distinto de Palacio. "Eso no es una crisis del partido, es un problema puntual con un diputado", ha dicho.

A su juicio, esos titulares "hacen mucho daño" y ha criticado que haya periodistas que los pongan "por llamar la atención". "No hay crisis, sino un problema con una persona concreta", ha zanjado este asunto.

Por otro lado, respecto al Gobierno de Cantabria presidido por la popular María José Sáenz de Buruaga, ha opinado que este Ejecutivo es "continuista" del anterior (PRC-PSOE) y que no ve "cambios". Según ha señalado, el tiempo ha demostrado que "sí que había un pacto real entre PP y PRC". "Los del PRC están contentos y hacen su paripé en el Parlamento, pero luego apoyan bastantes cosas", ha continuado Del Valle, quien ha denunciado que "ya no se habla de las corruptelas en la trama de Obras Públicas", pero sí se habla, afirma, del proyecto de La Pasiega, del que duda su "trasfondo".

Igualmente, ha criticado que "la sanidad no ha mejorado" y que en cuestiones como la seguridad ciudadana hay "dejadez" cuando la inseguridad en las calles, "sobre todo en Santander y Torrelavega, ha subido una barbaridad". Además, ha opinado que el sector industrial y el ganadero "no están bien" con este Gobierno. "La imagen y el marketing, bien", ha continuado Del Valle, quien se ha cuestionado si "se ve que se está mejor que hace un año". "Yo digo que no", ha añadido.

En cuanto a infraestructuras, ha señalado que la llegada del AVE hasta Reinosa es "posible", pero que hasta Santander es "imposible". "Quizás habrá que hacer lanzaderas para cogerlo", ha dicho. Asimismo, ha denunciado que, "digan lo que digan los distintos ministros", en Cantabria "todas las redes ferroviarias están abandonadas". "Aquí (en Cantabria) la inversión es mínima y cuando se empieza una obra se eterniza y no hay prisa en hacerla, como ocurre con las carreteras". En ese sentido, ha opinado que al anterior presidente regional, Miguel Ángel Revilla (PRC), "le han estado tomando el pelo" porque, según Del Valle, "le firmaban 'el papeluco' y luego no se hacía nada".

"No hay ningún interés en Cantabria", ha lamentado el diputado nacional y edil en el Consistorio santanderino, quien ha asegurado que "es complicado que el Gobierno haga inversiones" en la región, porque junto con "La Rioja o Murcia", Cantabria es una comunidad autónoma "irrelevante para los gobiernos".

Pasando ya a nivel nacional, ha señalado que es "triste" que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (PSOE), haya sido investido con una "mayoría atípica", con los votos de "los golpistas catalanes y de los filoeterras de Bildu". "A mí me da tristeza ver a la portavoz de Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, salir a la tribuna en el hemiciclo y presumir de quién les iba a decir hace 20 años que iban a ser determinantes para la gobernabilidad de España", ha continuado al respecto. En ese sentido, ha denunciado que Aizpurua "no se arrepiente de nada de lo que ha hecho", ya que según ha recordado Del Valle, la portavoz fue condenada por colaboración con ETA.

"No reconoce que las actuaciones de ETA hayan sido actos terroristas, y eso a mí y a muchos diputados no solo de 'La Fachosfera' que dice Sánchez sino muchos diputados del PSOE con los que tengo buena relación, pues se nos revuelve las tripas", ha concluido.

Del Valle avanza que Palacio podría “no volver a repetir en listas” de Vox y reconoce...
Comentarios