domingo. 03.07.2022

El desafío de ser mujer

El desafío al que tenemos que hacer frente las mujeres es arduo. Tener voz y voto en las decisiones adoptadas por los gobiernos de nuestros municipios ha sido importante. La llegada de Ciudadanos a la escena política nacional trajo el cambio que todas esperábamos al situar a la mujer en el centro. De hecho, Inés Arrimadas ha sido un referente para muchas mujeres a las que nos interesa la política, puesto que su presencia ejemplifica el cómo es posible hacer realidad cambios sociales a través de la influencia positiva de la mujer, que introduce, con su visión, nuevos debates en un escenario que, tradicionalmente, había estado dominado por los hombres.

Tal vez este 8M también nos sirva para reclamar más figuras políticas femeninas que demuestren que el papel de la mujer es fundamental en la toma de decisiones

La generación millennial ha tenido grandes empresarias, deportistas o científicas a las que admirar, mientras el papel del hombre y la mujer se iba equiparando. Sin embargo, la brecha aún es insondable, como lo demuestra el hecho de que entre ellas y ellos haya 6.000 euros de diferencia al año en lo que cobran. A favor de ellos, claro. Y eso pasa aquí, en Cantabria. 

Hoy, 8 de marzo, las mujeres somos las protagonistas. Una jornada que invita a la reflexión y a dar más visibilidad al desdoble femenino dentro y fuera de casa. Todas nosotras, desde el Parlamento de Cantabria o desde los diferentes ayuntamientos en los que tenemos presencia, como Astillero, Argoños, Castro-Urdiales, San Vicente de la Barquera, Cieza, Cabezón de la Sal, Hazas de Cesto, Suances, Marina de Cudeyo, Ruiloba, Udías o Camargo, bien sea desde los equipos de gobierno o desde la oposición, seguiremos trabajando por todas vosotras.

Porque como mujeres y como políticas, les damos las gracias a todas aquellas que, antes de que incluso hubiéramos nacido, ya alzaron la voz en parlamentos, ayuntamientos o plazas públicas y lograron marcar la diferencia una vez llegaron al poder, con apuestas arriesgadas y revolucionarias que lograron cambios reales en la igualdad de género, mejorando el espacio social del resto. Tal vez este 8M también nos sirva para reclamar más figuras políticas femeninas que demuestren que el papel de la mujer es fundamental en la toma de decisiones. Y para no olvidarnos que todas nosotras tenemos las mismas capacidades que los hombres a la hora de trabajar. Juntos, podremos saltar los muros más altos. Tan solo hay que intentarlo.

El desafío de ser mujer
Comentarios