viernes. 19.04.2024
La opinión de
Vanessa Montes

Vanessa Montes

Secretaria de la Mujer del Partido Regionalista de Cantabria

De las palabras a los hechos

En pleno siglo XXI, la igualdad de género debe ir más allá de las palabras y las ideas para materializarse en hechos. Mientras eso no...

¡Pacto necesario!

Este 25 de noviembre, vuelve a ser muy doloroso reflexionar sobre la violencia de género . Es doloroso, porque nos enfrenta a un...

¿Qué España queremos?

Nunca pensé que en pleno siglo XXI, en un mundo globalizado y en el continente europeo tendríamos que volver a preocuparnos por la opresión. Pero parecemos encaminados a ello

Banderas de feminismo

Muchos acontecimientos han tenido lugar en los últimos meses en los que las mujeres hemos sido el sustantivo protagonista en los...

Tarjeta roja

Estos días estamos inmersos en el mundial de fútbol. Podría haber dicho simplemente mundial y, seguramente, todos sabríamos a qué...

Otro veinticinco de noviembre más

De nuevo llega el 'Día internacional para la Eliminación de la Violencia de Género', el 25N. Y tristemente seguimos lamentando la...

Erradicar la violencia de género, una lucha de todos

España es referente en Europa en la lucha contra la violencia de género. Pero queda un largo camino por recorrer en el que, es imprescindible, la colaboración y cooperación de todos: partidos políticos, administraciones, colectivos, asociaciones, jueces, policías…

Las mujeres, protagonistas

Que las mujeres son parte esencial en las políticas y en las acciones encaminadas a la superación y reconstrucción de nuestra sociedad tras los devastadores efectos sufridos en esta crisis, tanto humanos como económicos, es incuestionable.

Las Mariposas. 25 de noviembre

Las mujeres sufren violencia de todo tipo: sexual, laboral, psicológica, física… Esto pone de manifiesto un problema estructural de desigualdad y discriminación que hay que erradicar desde la base y con la mejor de herramientas que tenemos, que no es más ni menos, que la educación.

Todo sigue igual

No podemos mirar para otro lado. Debemos continuar el trabajo iniciado por nuestras abuelas y madres, con el objetivo de que las mujeres de las futuras generaciones gocen, éstas sí, realmente de la igualdad de oportunidades real y efectiva.