jueves. 30.06.2022

Marchando otra ronda de subida de impuestos...

Ahora las medidas que nos anuncian, van directas, no a los que nos manifestaban en las campañas electorales, en discursos cargados de populismo y demagogia aquello de que paguen los más ricos, van directamente a las espaldas de las clases medias. Estos impuestos indirectos que pagamos igual, el parado que el Sr. Florentino. 

Sí, sí, ya está aquí... el 9 de mayo, el estado de alarma desaparece, y como manifiesta el Presidente de Castilla-La Macha, el Sr, García-Page, "Nos quedamos sin paraguas".  Solo nos queda la huella de un nuevo decreto que intenta unificar criterios en el TS, aunque el poder judicial parece no verlo con buenos ojos, y lo que queda demostrado es el inmenso vacío legislativo sobre esta materia. 

A estas alturas pedir peras al... Congreso es demasiado, parece haberse convertido en un elemento ratificador de decretos, en el cual se oyen demasiadas oratorias vacías y sin compromisos que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos. 

Claro que con algunas explicaciones que hemos escuchado estos días sobre las últimas elecciones en Madrid, parece que el nivel de compromiso con los electores entre sus señorías tampoco está para ir demasiado lejos. Han inventado hasta una nueva forma de pedir el voto, que es insultando al votante, lo que nos quedará por ver...

Pablo Iglesias nos deja y se abre la era del postpablismo, un mundo sin descubrir incluso sin saber si existe. Lo más cruel está en aquellos que cuando alguien asume sus responsabilidades y deja todos sus cargos, le siguen dando hasta a su sombra, esos que presumen de tanta ética de los comportamientos, que manifiestan, arrepentidos los quiere... Los suyos, sin duda, le deben mucho, los demás unas reformas que ha impulsado en la protección social, y los adversarios, pues pedirles que hagan aquello de "a enemigo que huye puente de plata". Destaca el ingenio y gracia con el que en TV3 lo han hecho esos genios tan controvertidos del humor, Tangana, con aquello de "tú me dejaste de votar cuando más te necesitaba... y ahora me voy para casa... Tú te quedas con Ayuso a ver cómo te las apañas".

El Senado ni está ni se le espera, esa cámara que llevamos más de 40 años para convertirla en un verdadero lugar de representación territorial

En estos tiempos pedir cordura y mesura es como pedir que nuestro Congreso de los Diputados sea algo más que una institución al servicio del gobierno y lugar donde oír el rugir de la oposición. El Senado ni está ni se le espera, esa cámara que llevamos más de 40 años para convertirla en un verdadero lugar de representación territorial, que se ha quedado anclada en medio de la nada. Cuando los órganos máximos de representación de un país están a un nivel tan bajo, posiblemente tengamos un problema grave institucional, y de representación en nuestro país. 

Pronto vendrán otras historias para no dormir que han estado guardadas en el cajón hasta que pasarán las elecciones, la trilogía de las malditas reformas, laboral, de pensiones y fiscal. Sobre todo esta última ya está enseñando la patita, eso sí, no nos enteramos porque nos lo cuenten nuestros responsables políticos, lo hacemos gracias a los que tienen información de los que mandan a la Unión Europea, y allí aparecen datos sobre la desaparición de la desgravación del IRPF en la declaración conjunta, el pagar por transitar por nuestras autovías, carreteras, el impuesto al diésel,...

Nuestra propia constitución hace de la proporcionalidad en el esfuerzo impositivo una máxima

Las cuentas del Estado, esto lo sabe muy bien la cultura luterana centro europea, se basan en austeridad, trabajo duro y ahorro, que si Lutero en su reforma iba contra los ricos ostentosos y poderosos, aquí parece ir contra lo que se llaman clases medias. Sin duda, hay que cuadrar cuentas, si uno se endeuda debe saber cómo y cuándo lo tenemos que pagar, devolver. Ahora bien nuestra propia constitución hace de la proporcionalidad en el esfuerzo impositivo una máxima, así el artículo 31.1 de la Constitución española establece que: "Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad...".

Ahora las medidas que nos anuncian, van directas, no a los que nos manifestaban en las campañas electorales, en discursos cargados de populismo y demagogia aquello de que paguen los más ricos, van directamente a las espaldas de las clases medias. Estos impuestos indirectos que pagamos igual, el parado que el Sr. Florentino. 

Como no haya correcciones importantes corremos riesgo de que desaparezca esa clase media

En nuestro país como no haya correcciones importantes corremos riesgo de que desaparezca esa clase media. La calidad de estado de  bienestar en un país lo mide sobre todo por el porcentaje de su clase media, disminuir la misma, depauperarla es erosionar a la sociedad. Ir a modelos que todos conocemos con solo dos clases: o ricos y muy ricos o pobres y muy... Así puede ser un poco simplista la exposición, el problema es que sea simplista la realidad.

Hay explicaciones para casi todo, pero algunas como la del actual Director General de Tráfico, Pere Navarro, "No podemos cargar a los presupuestos del Estado la conservación y mantenimiento de autopistas y autovías y hacer que la pobre abuelita que cobra una pensión, que no tiene ni coche, esté pagando la conservación y el mantenimiento de las carteras de alta velocidad".

El Sr. Navarro ha llegado a esta sabia conclusión después de 40 años en cargos públicos, la abuela no puede pagar con su pensión las autovías, pero al nieto que la lleva al pueblo y que casi no tiene para gasolina, le podemos desplumar por el camino impunemente. Mira que pueden existir excusas, pero algunas merecen ignorarlas. El principio del Sr. Navarro "el que usa paga", nos puede llevar a extremos de pagar por caminar o respirar.

Pere Navarro es una persona que goza de un prestigio ganado a pulso en sus muchos años al frente de esa Dirección General, él fue quien con sus campañas, limitaciones de velocidad, el carnet por puntos,... consiguió bajar la cifras de muertos en las carreteras, una auténtica tragedia que de los casi 4.000 muertos anuales por el año 2001, se ha pasado al entorno los 1000. Sin duda, parte de ese éxito hay que dárselo al Sr. Pere Navarro.

Ahora bien, eso no le exime de la crítica, y en esta última etapa, están apareciendo sombras sobre su gestión, que además tienen más que ver con la gestión ante los ciudadanos. Actualmente poder solucionar un problema en las jefaturas provinciales de Tráfico, es toda una odisea, y puedo dar fe de ello en primera persona. 

He visto, y sufrido, auténticas locuras, como que la Jefatura de Tráfico de Lugo, le ponga a un anciano de 87 años, su domicilio fiscal en otro municipio y Comunidad Autónoma, a más de 500 kilómetros de donde vive, con la cual no tiene ninguna relación. Cuando se intenta solucionar el problema es imposible comunicar con ellos. Cuando se envía toda la documentación necesaria para solucionar un problema burocrático, creado por esa Dirección de Tráfico, te encuentras que no contestan, ni a los escritos presentados ante ella, ni cogen los teléfonos, ni contestan los correos electrónicos. Esto en una época como la que vivimos, donde la pandemia nos obliga a todos a realizar las gestiones a través de medios informáticos y telefónicos, es para que se lo hagan mirar. No se debe tratar de estar forma a los ciudadanos.

Harían bien los responsables políticos en ocuparse más de su negociado y menos de justificar impuestos, que además no son de su competencia. No todo vale, para apoyar a quien les ha nombrado, a las ideas y medidas de su partido. Los impuestos son necesarios, pero o repartimos bien las cargas, o podemos cargarnos lo que queda de nuestro estado de bienestar. Los sucesos en Colombia son un aviso a navegantes, una subida del IVA, afectando a los productos de primera necesidad, y a los servicios públicos básicos, la ampliación de gravamen está produciendo una ola de violencia que lleva ya 25 muertos y más de 1000 heridos.
 

Marchando otra ronda de subida de impuestos...
Comentarios