viernes. 27.01.2023

Las obras de reordenación y pavimentación de la calle Repuente de Santander finalizarán en enero, según ha informado el concejal de Fomento, César Díaz, quien ha detallado que los trabajos se centran estos días en el tramo ubicado entre la intersección con la calle La Regaña y el frente del IES Cantabria.

Los operarios trabajan esta semana en el fresado y asfaltado de esta parte del vial y cuando el tiempo lo permita, se procederá a ejecutar la señalización horizontal, con lo que se daría por concluida esta fase, a falta únicamente de completar el soterramiento del cableado eléctrico, instalación del mobiliario urbano y remates, ha indicado el Ayuntamiento en nota de prensa.

De forma previa, se han ejecutado la renovación de las redes de servicios (alumbrado, riego y fibra óptica), la urbanización de nuevas aceras y trabajos de jardinería, con la plantación de arbolado.

Díaz ha destacado que las afecciones están sido "mínimas", ya que no ha sido necesario alterar el tráfico rodado, peatonal y el transporte público, así como los accesos a los equipamientos existentes (principalmente el IES Cantabria y los locales comerciales existentes).

Por otro lado, ha explicado, ya han comenzado los trabajos en la última parte de la obra (entre el IES Cantabria y la glorieta de la Albericia) con la renovación de servicios, urbanización de aceras, jardinería o mobiliario urbano, y en las próximas semanas se llevará a cabo el asfaltado y señalización.

El responsable municipal ha recordado que este proyecto supone una inversión municipal de 727.294 euros y fue un compromiso electoral de la alcaldesa Gema Igual con los vecinos del entorno.

Ejecutadas por la empresa cántabra Rucecan, tienen por objetivo optimizar las condiciones urbanas de la calle, un vial con un alto índice de tráfico rodado y peatonal, que carecía de aceras en muchas zonas o bien se encontraban deterioradas y sin dimensiones adecuadas.

Las obras, que afectan a un total de 8.900 metros cuadrados, permitirán la renovación de la mayor parte de las infraestructuras urbanas, mejorando la accesibilidad, acometiendo la continuidad de las aceras, suprimiendo barreras arquitectónicas y primando la introducción de arbolado.

Con respecto al pavimento, para las aceras se utilizará un adoquín de 6,5 centímetros de espesor y acabado granítico igual al de las baldosas utilizadas en las nuevas aceras de Santander, que incrementará el espesor en los grandes vados de acceso a hipermercados y gasolineras. Los bordillos serán de hormigón con los rebajes necesarios en vados y barbacanas.

En la travesía peatonal que comunica la calle Repuente con la Avenida de los Castros, se utilizará como pavimento el asfalto impreso dado su buen acabado y flexibilidad, y se renovará completamente la red de drenaje, que en la mayoría del trazado es inexistente.

Además, se reordenará el tráfico en el polígono de La Tejera, concretamente en las calles la Tejera, Río Danubio, Montes Cárpatos, Bratislava, lateral de calle Albericia, la Prensa y parte de las calles Eslovaquia y Portuarios, para lo que se actuará en la señalización horizontal y vertical, que en la actualidad se encuentra obsoleta o es inoperativa.

Esta intervención se suma a otras recientes en el barrio, como la reurbanización de los entornos de la rotonda de La Gloria y de la Iglesia de la Sagrada Familia, el parque de Pintores Montañeses o la regeneración urbana de La Albericia y La Gloria.

Comentarios