miércoles. 28.09.2022

La Agrupación de Ciudadanos Santander ha requerido a la Alcaldía del Ayuntamiento, dirigido por la 'popular' Gema Igual, que ordene la suspensión "inmediata" de la Feria Oulet 2022, prevista del 23 al 25 de septiembre en el Palacio de Exposiciones de la ciudad, porque "incumple" las ordenanzas municipales. Así lo ha denunciado este viernes el coordinador de la agrupación, Rafael Sebrango, en un comunicado en el que urge que se suspenda la cita, organizada por una empresa andaluza -Brunite Pinares S.L.- a la que se ha "alquilado" el edificio municipal para albergar este evento.

"No sólo es que la Feria sea nociva para la economía de la ciudad, sino que además se alquila un espacio público incumpliendo frontalmente las propias normas municipales, y permitiendo a la empresa beneficiaria que a su vez ella vulnere la Ordenanza Municipal", señala el portavoz de Cs, para quien con este proceder "nuevamente queda en evidencia la frivolidad y desapego a los intereses de Santander que deberían defender la Alcaldía y su concejala de Turismo", Miriam Díaz (PP).

Sebrango se refiere a la ordenanza publicada en el BOC 149 de 6 de agosto de 2013, que regula la venta ambulante, tanto mercados fijos como ocasionales y específicamente en establecimientos multiusos y espacios públicos. Apunta que según el artículo 31 "se entiende" que dichos establecimientos son "centros públicos concebidos con carácter multiuso, a cielo abierto o cerrado, que no tengan carácter comercial permanente y para los que se solicite la autorización para ejercer en ellos la actividad de venta en períodos limitados de tiempo".

Así, para Sebrango "resulta patente" que la ordenanza comprende el uso del Palacio de Exposiciones, pero "lo peculiar" de esta venta es que la autorización del Ayuntamiento requiere informe previo de la Cámara de Comercio, asociaciones empresariales y asociaciones de comerciantes locales, un requisito que "no se ha cumplido" por "la dejadez y el desapego a los intereses de la ciudad" en la gestión.

ALQUILER DE SUELO

Por otro lado, en cuanto al arrendamiento del espacio por la organizadora, en la oferta lanzada para captar comerciantes que participen en el evento indican que el pago de las distintas cantidades fijadas incluye, "en primer lugar, el alquiler del suelo", que es "precisamente es lo que impide la Ordenanza Municipal".

Sebrango indica al respecto que el artículo 37 especifica que el arriendo o cesión del puesto de venta constituye "una falta muy grave", que conforme al artículo 39 -prosigue- "merece la imposición de multa de entre 1.500 y 3.000 euros, y también la suspensión de la actividad", que es lo que pide Cs al PP, "por razones estrictamente legales" además de para "evitar un daño a la economía de la ciudad".

"Se ha de impedir ese tráfico sobre el suelo de una instalación municipal, suspendiendo la celebración de la denominada Feria Outlet 2022. Esta Alcaldía y su concejala de Turismo han de abandonar su frívola dejadez y dejar de perjudicar a la economía de la ciudad", concluye el portavoz de la agrupación naranja en la ciudad.

Ante estas acusaciones, el Ayuntamiento ha asegurado que la Feria Oulet es "un producto comercial" que "cumple con toda la legalidad vigente en cuanto al alquiler de salas" del edificio.

Comentarios