jueves 24/6/21
POLÍTICA

El Parlamento rechaza destinar ayudas extraordinarias a la hostelería

El Parlamento rechaza, con los votos de PRC y PSOE, destinar ayudas extraordinarias a la hostelería

El Pleno del Parlamento ha rechazado este lunes, con los votos del PRC y PSOE que sustentan al Gobierno regional, un plan de ayudas extraordinarias a empresas y autónomos de la hostelería, que proponía Ciudadanos al entender que las habilitadas hasta ahora son "ridículas". El partido naranja también planteaba acelerar el pago de las vigentes, pues "llegan cuando llegan" y criticaba, además, que no recogen restricciones posteriores, como las impuestas después de Semana Santa -que entre otras cosas han supuesto volver al cierre interior de bares y restaurantes- y las consiguientes pérdidas.

La diputada del PSOE, Yolanda Algorri, ha reconocido que pueda que sean "insuficientes", pero ha destacado el "innegable" apoyo

Los regionalistas han justificado su 'no' al entender que "el sector está atendido en primera línea", mientras que los socialistas han admitido que las ayudas no son "suficientes", pero han destacado el "innegable" esfuerzo que está haciendo el Ejecutivo, a nivel autonómico y nacional.

La proposición no de ley de Cs, defendida por su portavoz parlamentario, Félix Álvarez, ha recabado el apoyo del principal partido de la oposición, el PP -que cree que los miembros del bipartito presidido por Miguel Ángel Revilla están siendo "letales" para esta actividad, con la que ninguna comunidad se ha "ensañado" más-. Y también de Vox, a pesar de que los naranjas han rechazado la enmienda de adicción propuesta por el grupo mixto, que incluía una línea de subvenciones de hasta 2.000 euros para los negocios por la pérdida de productos frescos adquiridos antes del cierre, así como la petición de reabrir el interior de la hostelería y eliminar el toque de queda.

El diputado de Cs ha explicado que las subvenciones interesadas por el grupo mixto ya estaban recogidas en la propuesta de su formación, que por otro lado "nunca" ha puesto "en duda" las medidas sanitarias recomendadas, sino que insisten en la necesidad de que haya "muchas más ayudas" y que se tramiten "más deprisa".

En este sentido, ha reconocido que la crisis del coronavirus está afectando a diversas actividades y profesionales, pero de forma "desigual", ya que a los hosteleros se les prohíbe -ha dicho- trabajar. Ha rechazado así el "eufemismo absurdo" de que pueden servir en terrazas, pues muchos no disponen de espacio exterior y, además, dependen de la meteorología. Así, Álvarez no cuestiona las restricciones, pero pide indemnizaciones y compensaciones a los afectados.

Por su parte, el parlamentario 'popular' Roberto Media ha considerado que el sector está afectado por una doble pandemia: la del Covid y la del "socialismo rancio" que, a su juicio, "alienta" Revilla, con unas restricciones que "ahogan a un sector que no aguanta más". En este punto, ha tachado de "miseria" las ayudas consignadas hasta ahora, que se tramitan con "mucha tardanza".

Ante esto, la diputada del PSOE, Yolanda Algorri, ha reconocido que pueda que sean "insuficientes", pero ha destacado el "innegable" apoyo y el esfuerzo "inédito" que está haciendo el Gobierno cántabro, a lo que se suma el respaldo de la administración central con los expedientes de regulación temporal de empleo, de los que se han beneficiado más de 35.000 cántabros con más de 115 millones. Y además, se está trabajando "a destajo" para acelerar el pago de ayudas.

Al hilo, el regionalista Francisco Ortiz ha desgranado las cuantías previstas y abonadas ya con las diferentes 'cheques de resistencia' habilitados -más de 12 millones con el primero, el 40% para la hostelería- y los 'cheques de urgencia -7 millones con el primero, más de la mitad para el sector- En su opinión, esta actividad está siendo atendido "en primera línea".

Ana Obregón (PRC) ha alertado del efecto que el cierre de poblaciones tendría sobre otras con cero contagios

RESTRICCIONES DE MUNICIPIOS

Por otro lado, Vox se ha quedado solo al defender una iniciativa del mismo rango que la anterior con la que pretendía limitar el ámbito geográfico de las medidas restrictivas de la pandemia a aquellos municipios que se encuentren en el nivel 3 de riesgo epidemiológico.

El portavoz del grupo mixto, Cristóbal Palacio, ha manifestado al defender esta PNL que si las limitaciones decididas tras la Semana Santa se hubieran acordado por ayuntamientos en vez de a nivel autonómico, entonces "más de la mitad" habrían mantenido "una vida normal", o "lo más normal posible", con la apertura del interior de la hostelería o entrenamientos y prácticas deportivas. Ha abogado por aplicar la ley de la forma "más rigurosa posible" para que tenga la "menor disrupción" en la vida y que la limitación de derechos de sea igualmente la menos posible.

Tanto los dos partidos que apoyan al Gobierno como los otros dos de la oposición han rechazado el planteamiento de Vox. La socialista Noelia Cobo cree que, en la actualidad, en el nivel tres de alerta sanitaria, este proceder tendría el "efecto contrario" al deseado. A su juicio, causaría una importante distorsión en la estabilización de la pandemia y ha apostado por centrar todos los esfuerzos en la vacunación. Al respecto, ha destacado que Cantabria es la cuarta comunidad con mayor porcentaje de población inmunizada con la pauta completa. También ha apostado por seguir con las medidas preventivas, porque "no es un momento adecuado" para limitaciones municipales.

En similares términos se ha expresado la diputada del PRC, Ana Obregón, que ha alertado del efecto que el cierre de poblaciones tendría sobre otras con cero contagios, por el desplazamiento de personas de las primeras a las segundas, al generase un "efecto llamada". Y aunque no todo lo que determina Salud Pública es "palabra de Dios", la regionalista ha evidenciado el continuo debate sobre decisiones que adoptan los gobiernos, señalando al respecto que las últimas del Ejecutivo autonómico sobre el cierre interior de la hostelería ha sido avalada por el Tribunal Superior de Justicia.

El 'popular' César Pascual ha opinado que con su proposición Palacio llega "tarde" y es, además, "inoportuno", más si se tiene en cuenta que está a punto de acabar el estado de alarma y hay que redefinir el marco normativo en el que se van a mover las comunidades dentro de quince días. Por eso, y aun cuando no todo lo que decide Salud Pública es "dogma de fe", pues hay decisiones "criticables" -como el uso de la mascarilla en el monte, ha dicho- el PP se ha abstenido ante este planteamiento, que se podría adoptar "en otro momento", pero no ahora.

Desde Cs, su portavoz ha justificado el 'no' de su grupo por la dificultad de controlar los movimientos de ciudadanos entre ciudades, pueblos, barrios o calles, y más si se tiene en cuenta que esto es algo "muy fluido y constante" en Cantabria. Cree Félix Álvarez que Vox hace con esta PNL "demagogia" y trata de "confundir a la gente", y ha considerado igualmente que lo importante ahora es lo que va a pasar tras el 9 de mayo, y ver si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que ha llamado "Poncio Pilatos", se va a "volver a lavar las manos y trasladar el marrón" a las comunidades.

Por otro lado, en este punto se ha generado un cruce de acusaciones entre Cobo, que ha aprovechado su intervención para rechazar y condenar las amenazas a miembros del Ejecutivo central -la última, a la ministra de Turismo, Reyes Maroto- y censurar los "discursos del odio", y Palacio, que ha replicado a la socialista recordando que miembros de Vox fueron "apedreados y apaleados" en las campañas electorales de País Vasco y Cataluña, y solo un diputado cántabro -de Cs- se solidarizó con ellos por estas amenazas y agresiones.

Comentarios