martes. 07.02.2023
POLÍTICA

Cantabristas reivindica otro modelo urbanístico para dar salida a las viviendas vacías en Santander

Nerea de Diego ha facilitado un encuentro de debate y discusión en la sede del partido en Santander para reflexionar sobre cómo el urbanismo influye de manera decisiva en la vida de la gente.

Nerea de Diego (Cantabristas)
Nerea de Diego (Cantabristas)

Cantabristas ha reivindicado desde su sede en Santander un modelo urbanístico compacto para dar salida a la elevada tasa de vivienda vacía en la capital. Su propuesta actúa como respuesta al “erróneo modelo de desarrollo urbanístico que ha tenido el ayuntamiento de la capital durante décadas, que ha tenido como resultado el desplazamiento habitacional de la población de los barrios y el centro de la urbe hacia la periferia y las zonas de nueva urbanización”.

Estas y otras reflexiones han surgido en el encuentro de debate y discusión sobre urbanismo realizado por la agrupación municipal de Cantabristas Santander en la sede del partido, que ha sido facilitado por la cantabrista Nerea de Diego.

Tal y como ha explicado De Diego en Guevara 21, actualmente se estima que en Santander hay más de 14.000 viviendas vacías y, aún así, el desarrollo urbanístico de la ciudad ha ido extendiéndose hacia la periferia, “devorando espacios naturales de alto valor agroecológico y fomentando la dispersión habitacional, que perjudica notablemente las dinámicas del comercio local y la eficiencia de un sistema de movilidad interurbana de calidad”.

Para la ponente cantabrista, el Ayuntamiento de Santander, lejos de reflexionar sobre las consecuencias nocivas de este modelo fallido, “sigue insistiendo en él, planificando en el nuevo PGOU de la ciudad un crecimiento residencial hacia los márgenes, en lugar de atender el problema de las viviendas vacías en el centro y los barrios”.

Este encuentro ha formado parte del ciclo de jornadas que Cantabristas ha organizado con el título “Santander tras la fachada”, en las que el Conceju Local de Cantabristas Santander expone algunas de sus ideas para “avanzar hacia un modelo de ciudad compacto, moderno, verde y atlántico”.

Tras esta primera jornada, denominada “La ciudad que se destruye a sí misma”, vendrán otros dos en los próximos viernes 9 y 16 de diciembre. La segunda la facilitará Manuel Núñez y abordará desde una perspectiva positiva uno de los grandes cambios que tendrán que afrontar las ciudades en los próximos años: las zonas de bajas emisiones. La última jornada estará a cargo de Daniel Lobete, y, con el título de “Recuperar quiénes somos”, servirá de reflexión sobre el papel de la cultura y la identidad cántabra en Santander.

Comentarios