lunes 20/9/21
POLÍTICA

Cantabristas presentará alegaciones ante “el absurdo tren turístico de Picos de Europa” promovido por el Ayuntamiento de Camaleño

Paulu Lobete, secretario general de Cantabristas
Paulu Lobete, Secretario General

Cantabristas ha anunciado que presentará alegaciones ante lo que ha calificado como “el absurdo tren turístico de Picos de Europa” que ha promovido el Ayuntamiento de Camaleño y que se encuentra en información pública desde el 9 de abril. La formación política pide “que cese ya el concurso de ideas absurdas” tras conocer “una nueva ocurrencia para hipotecar el futuro de Cantabria, consistente en meter un tren articulado en una zona de alto valor medioambiental y uso ganadero para masificar más aún la zona lebaniega”, afirman.

Este proyecto supondría “ahondar en la sobreexplotación turística de esta zona natural”

Paulu Lobete, secretario general del partido, ha denunciado que este proyecto supondría “ahondar en la sobreexplotación turística de esta zona natural”, y ha ironizado al respecto: “A estas alturas cabe preguntar si también pretenden poner escaleras mecánicas para subir a las cumbres”.

Tras estudiar el proyecto, Cantabristas afirma que “la puesta en marcha de este “magdaleno” implicaría, según los pliegos, un beneficio para el municipio de apenas 2.500 euros al año”, con la contraprestación de convertir la subida desde Fuente Dé hasta los Puertos de Áliva en un lugar transitado por cientos o miles de personas al día. Para Lobete, esto convertiría una zona de alto valor ecológico y ganadero en “un decorado más del parque temático del turismo masivo en que este Gobierno y algunos ayuntamientos parece querer transformar Cantabria”.

Por eso, desde Cantabristas piden, tanto al Gobierno Autonómico como a los Ayuntamientos, que cese de una vez lo que califican como “un auténtico concurso de ideas absurdas y malas ocurrencias, entre las que destacan el recientemente anunciado parque acuático de Sierrallana. En palabras del partido soberanista, “este tipo de proyectos absurdos no son anecdóticos, sino que forman parte del planteamiento de un modelo turístico y, en general, de un modelo de desarrollo económico que pone por delante los beneficios particulares e inmediatos en detrimento del interés general y el futuro de Cantabria y sus generaciones venideras”.

Comentarios