domingo 5/12/21
POLÍTICA

Arias Cañete, investigado por corrupción, da lecciones de 'lo que hemos aprendido de la crisis'

El comisario de Energía de la UE protagoniza un curso de la UIMP en el que analiza las necesidades de reevaluar la macroeconomía, y asegura que ha actuado con prudencia en el caso Acuamed.

El comisario de Energía y Cambio Climático de la UE, Miguel Arias Cañete, durante su intervención en la UIMP
El comisario de Energía y Cambio Climático de la UE, Miguel Arias Cañete, durante su intervención en la UIMP

El comisario de Energía y Cambio Climático de la UE, Miguel Arias Cañete, ha afirmado sobre el caso Acuamed que nunca ha dado instrucciones para favorecer "a nadie" y ha defendido que siempre ha tratado de tomar decisiones durante su etapa como ministro con una base jurídica "sólida" para garantizar la "independencia".

El exministro de Agricultura ha manifestado su "máximo respeto" a las investigaciones en curso y ha puesto en valor que se esforzaba por pedir informes al servicio jurídico del Estado para fundamentar sus decisiones. "Creo que esto es actuar con prudencia", ha sentenciado.

En el acto inaugural de los cursos de verano organizados por BBVA y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), que ha arrancado con un minuto de silencio en memoria de las víctimas del atentados en Orlando, Cañete ha negado que se le trasladaran infracciones administrativas o penales respecto al caso Acuamed y ha subrayado que las hubiera "corregido" de haberlas conocido. "Es obvio", ha recalcado.

El exministro no ha cerrado la puerta y ha garantizado su colaboración para ofrecer las explicaciones que sean "necesarias"

Ante las peticiones de comparecencia en el Parlamento Europeo, el exministro no ha cerrado la puerta y ha garantizado su colaboración para ofrecer las explicaciones que sean "necesarias". "Iré a donde me llamen, con absoluta transparencia y daré las explicaciones que sean necesarias", ha afirmado.

Preguntado sobre si la vinculación de su mujer con los denominados 'Papeles de Panamá ha mermado su actividad como comisario', Cañete ha afirmado con rotundidad que trabaja "con absoluta normalidad" y que ha visitado recientemente 27 países en el marco de un proceso de elaboración de una normativa comunitaria. Sobre los 'Papeles de Panamá', el exministro de Agricultura ha recordado que se casó en 1978 con separación de bienes y ha recordado que presentan sus declaraciones fiscales de forma independiente.

Reevaluar la macroeconomía

Arias Cañete ha centrado su intervención en los aprendizajes derivados de la honda recesión de los últimos años desde la perspectiva de la UE y de las herramientas y estrategias de la política comunitaria. En primer lugar, ha hecho una reflexión global, pues, en su opinión, la crisis ha planteado “la necesidad de reevaluar la macroeconomía”, ya que los parámetros tradicionales no sirvieron para preverla.

Por ello, ha añadido, “es imprescindible establecer sistemas de alerta temprana” que no están aún implementados y que evitarán lo sucedido en los últimos años: que nadie la vio venir. También ha apuntado que “hubo dos parámetros a los que no se prestó atención en 2008, la deuda privada y el déficit de balanza exterior”, y que, si hubieran sido vistos en su conjunto, “habrían llevado a establecer medidas”. También ha incidido en que “los tipos inferiores a la inflación produjeron una burbuja de crédito que llevó después a la burbuja inmobiliaria, y nadie protestó”. Por ello, ha abogado por reforzar la supervisión “a través de un nuevo organismo de vigilancia macroeconómica dependiente del Parlamento y con supervisión del Banco de España”.

Arias Cañete ha abogado por reforzar la supervisión “a través de un nuevo organismo de vigilancia macroeconómica dependiente del Parlamento y con supervisión del Banco de España”

Otra gran lección de la crisis ha sido, según el comisario europeo, “que no podemos dejar los proyectos europeos inacabados, porque solo con estrategias claras y conjuntas se puede salir de estas situaciones”. Desde esa perspectiva, ha destacado la importancia “del Plan Juncker y de la hoja de ruta que la Comisión está elaborando para avanzar en la unión económica y monetaria”. También ha explicado que se trabaja para avanzar en “un Mercado Único Digital en el que se van a invertir 50.000 millones de euros”, y en una “Unión Europea de la Energía”, su área de gestión.

Sobre este último aspecto, ha insistido en que “no se es consciente del impacto que el cambio climático va a tener sobre la economía”, y en que los compromisos alcanzados en la Cumbre de París “transformarán radicalmente el modelo de producción de energía, pues la UE se ha comprometido a alcanzar un 40% de reducción de las emisiones, un 27% de energías renovables y un 27% de mejora en la eficiencia energética”. Por ello, ha dicho “avanzamos hacia un nuevo modelo descentralizado de energías limpias” que obligará a la “descarbonización” de los actuales sistemas energéticos. A ello habrá que sumar una mejor “interconexión de gas”, dado que Europa “está fragmentada en 20 mercados energéticos, y poco interconectados”. También ha recordado que la inversión descendió en la Zona Euro un 15 por ciento durante la crisis y por ello, el Plan Junker prevé una inyección de 315.000 millones de euros para proyectos con los que se aspira a crear entre un millón y millón y medio de puestos de trabajo en tres años. Asimismo, se prevé una prórroga de ese plan para otro trienio.

En suma, ha destacado, “hay que avanzar en una unión económica auténtica, en una unión financiera, una unión presupuestaria, y una unión política, y todas ellas hay que desarrollarlas paralelamente”.

Por último, ha puesto de manifiesto que “el pilar social de la Unión Europea es también esencial. Hemos de mantener una política social ambiciosa, porque garantizar que el progreso económico vaya acompañado del progreso social es esencial para el crecimiento de la Eurozona”. Y siempre, ha resaltado, desde una acción conjunta de los Estados miembros: “Sólo desde la unidad podemos responder a los  desafíos colectivos”.

También ha intervenido al comienzo del acto la vicepresidenta del Gobierno cántabro, Eva Díaz Tezanos, para quien “también hemos aprendido de la crisis que la austeridad compulsiva no ayuda, porque a veces hay que estimular la economía”. Igualmente, ha apuntado que “para competir en la economía global, hay que innovar, porque el 85 por ciento del crecimiento es resultado de la innovación”.

Comentarios